jueves, 25 de junio de 2015

Aste Nagusia 2015

En esta última edición del concurso de carteles para anunciar la Aste Nagusia bilbaína, muchos de nosotros nos hemos quedado boquiabiertos, pero del horror. Ya nos estamos acostumbrando a preguntarnos dónde narices está la cámara oculta cuando anuncian los finalistas del certamen. ¿Pero como vamos a votar semejantes diseños cuando parece una absoluta broma gráfica?

Muchos supongo que habrán llegado a pensar que en Bilbao, una ciudad que pretende convertirse en capital y referente del diseño en todos sus ámbitos y exponentes, albergando diferentes eventos, actos, conferencias, concursos y formaciones, entre otros, no tiene buenos diseñadores gráficos entre sus ciudadanos. Sin embargo, me atrevo a decir que no es así.

En 2010 presenté dos carteles y en cuanto vi lo que llevaba la gente supe que no iba a ganar ni sobornando al jurado para que mi creación estuviera entre los finalistas. Había cosas realmente buenas, que por supuesto nunca llegue a ver en la final.

Hay quienes lo achacan a que el jurado sólo cuenta con un diseñador gráfico, pero para tener buen gusto y un poquito de ojo no hace falta ser hipster o haber estudiado Bellas Artes. Hay cosas de sentido común, como no utilizar 20.000.000 de tipografías en un mismo cartel. Por no entrar a comentar ese aire rancio que desprenden ya las composiciones a base de 'Marijaias' espantosas, 'Gargantuas' o la puñetera baldosa de Bilbao. ¿En serio es eso lo único que tiene nuestro querido Botxo?

Como todos los años, desde 2011, yo los comparto con vosotros y os invito a que dejéis vuestras opiniones y veáis el resultado de otras ediciones. Para LOM el único que se salva es desde luego este primero que os enseño.










No hay comentarios:

Publicar un comentario