viernes, 22 de mayo de 2015

Sentidos

Te degusté con ganas y
me empaché de dolor.

Fin de la primera parte.

Ahora, tu amor ya
me sabe a poco.

Eres insípido, áspero y soso.
Desprendes un rancio olor
 a egoísmo y sabes 
fuertemente 
cobardía.

Antes, abrías mi apetito.

Ahora, tan sólo con el
 recuerdo de tu hedor,
 cierras mi estómago con 
un nudo marinero.

A ciegas, eres ya un 
plato que jamás 
volveré a probar,
más que para punzarme
en el pecho el tenedor 
que provoque tu olvido.



jueves, 21 de mayo de 2015

Marta Bevacqua, oscuridad, imaginación y fantasía


Hoy en la sección fotografía de La Otra Mirilla quiero presentaros a Marta Bevacqua, fotógrafa freelance afincada en París.

Su trabajo tiene una gran carga surrealista, donde la imaginación juega un papel muy importante. Fotografías repletas de fantasía, envueltas por un halo de misterio que las hace algo oscuras y enigmáticas.

A partir de cada una de ellas podrás desentrañar una trama de ilusionismo o un relato épico. 










miércoles, 20 de mayo de 2015

Lo peor



Me regalas flores, 
me escribes cosas bonitas 
y me robas noches bandidas... 

Lo peor no es que lo hagas.
Lo peor es que vaya yo...

 y me lo crea.

viernes, 15 de mayo de 2015

Emily McDowell



Hace algo más de 12 años, puede que mi percepción del mundo cambiase sin darme cuenta. Una de mis primas "favoritas", de esas con las que mantienes mucha relación, enfermó de cáncer. Poco después lo hizo mi padre y durante los siguientes años a otras tantas personas que conozco les diagnosticaron la enfermedad que ha terminado por convertirse en la plaga de nuestro siglo.

Con el tiempo, me dí cuenta de que el cáncer es una enfermedad que la padece, no sólo la persona que tiene células cancerígenas, si no todas las personas del entorno lo suficientemente implicadas como para sufrir o experimentar una ligera parte del dolor de la otra persona. 

Así que este año decidí hacerme voluntaria de la asociación ASPANOVAS y acudir al hospital a jugar con niños enfermos de cáncer. Cuando te dicen que este tipo de experiencias te cambian, no les falta razón, por muy breves que sean. Son lecciones de vida que te plantan en otro ángulo o perspectiva y que te aportan más a ti de lo que tú puedes llegar a ofrecer como voluntario. Siempre merecen la pena y la única traba eres tú: las cábalas que te puedas hacer sobre lo duro o no que puede resultar. Estamos preparados para muchas más cosas de las que creemos, aunque puede que el cáncer todavía no sea una de ellas.

Por eso, cuando hoy he visto en "Mis gafas de pasta ya no están de moda" el trabajo de Emily McDowell me he puesto manos a la obra para publicar este post. 

Emily es una diseñadora que sobrevivió al cáncer y que después de una larga etapa de lucha quiso diseñar las tarjetas de regalo que le habría gustado recibir en el hospital. Esas palabritas que no encontramos y que podrían animar a la otra persona.

Yo con la que me quedo es la primera de todas las que publico en esta entrada, porque hay momentos en los que no tienes ni puta idea de qué hacer o decir para aliviar el dolor de la otra persona. El silencio a veces nos resulta incómodo, porque nos aterra escuchar las cosas que no se expresan con palabras.









miércoles, 13 de mayo de 2015

Me arrepiento

Tú pensabas que yo nunca iba salir de tu tormento,
que me iba a conformar sin más con un infeliz,
pero tú de qué árbol piensas que he caído
si crees que estaré contigo, por los siglos de los siglos
y la única que es dueña de mi vida soy yo misma
quien decide cuando quiere llorar o bien sonreír
pero tú te crees encima imprescindible
cuando es mejor si prescindes y te alejas de mi.

Que me arrepiento de los besos que te he dado, de secretos confesados
de las noches sin dormir, de tus lamentos apoyado en mi pecho,
no tienes ningún derecho a hacerme sufrir.

Me engañabas con trabajo cada noche que salías
y yo como "tontica" feliz pensando siempre en ti,
pero tú ademas de golfo idiota crees que no me enteraría
al pegármelo con otra...
Y ahora tienes ganas de devorar el mundo,
de ser libre, de reírse y demostrar que es algo más,
pero tú arrastrado y por los suelos te lamentas lo perdido 
y lo nunca merecido.

Que me arrepiento de los besos que te he dado, de secretos confesados
de las noches sin dormir, de tus lamentos apoyado en mi pecho
no tienes ningún derecho a hacerme sufrir.

Rozalen & El Kanka



martes, 12 de mayo de 2015

Critical, Pichichi y la muchacha de la ventana...


Hoy me gustaría presentaros uno de esos proyectos que me molan. Se trata de Critical, una iniciativa que agrupa artistas de diferentes países con la idea de recurrir a la camiseta como lienzo y la calle como galería de arte. Dos formas de expresión artística que convulsionan hasta dar con creaciones que te emocionan y con las que te sientes identificado.

Su objetivo no es otro que el de difundir un mensaje crítico y fomentar la creatividad. Lo que se traduce en el diseño de camisetas, ediciones limitadas ideadas por artistas; una labor que vienen haciendo desde 2006.

Pero hoy quiero hablaros de una de esas camisetas en concreto, la que está revolucionando las redes sociales y en la que los protagonistas no son otros que dos famosísimos personajes de Dalí y Arteta: Pichichi y la muchacha de la ventana.

Yo ya me he hecho con la mía en su distribuidor y colaborador oficial, La Clé de Bilbao (Alameda de Urquijo, 43 - Tel.: 944106991). Qué mejor ocasión que esta: a las puertas de ganar la Copa del Rey de este año ;)

Además puedes aportar tu granito de arena a este proyecto pinchando aquí.






ISOLA by Marta Ferri


Una explosión de colores y flores, de tejidos ligeros y vaporosos. Marta Ferri firma una colección cápsula diseñada para thecorner.com, que está disponible a desde el 22 de abril en todo el mundo.

Isola, la colección realizada por la diseñadora milanesa, es un auténtico himno al verano, con prendas y accesorios en seda, gasa de algodón y yute, que reclama los colores y perfumes de la isla de Pantelleria, su Pantelleria.

Prendas combinables entre sí, espadrillas con cuña, vestidos largos, camisetas oversize, siempre con estampado floral.

"Como sucede a menudo, mis colecciones nacen de una necesidad propia… mi relación con la alta moda empezó de la búsqueda de algo único y original que respetase mi estilo y que pudiera llevar durante las fiestas; fue así como nació “a medida”. Ahora, siempre tengo un vestido de fiesta en el armario, pero los que uso a diario no tienen la misma fuerza y personalidad.
Haciendo la maleta para ir a mi adorada Pantelleria, me di cuenta que desde hace años siempre meto las mismas cosas…2 camisas de mi marido, pantalones cortos, pareos y un viejo vestido de mi madre. Necesitaba incluir algo nuevo que no desentonase con el contenido de la maleta, y así nació la colección  Isola.
Son prendas imprescindibles para llevar contigo y que puedes mezclar con tus grandes clásicos. Te vistes con ellos pero no te disfrazas y sus tejidos y colores están inspirados en el estilo de vida de Pantelleria.”

Esta idea pronto se convirtió en un proyecto casi familiar; la editorial de moda, de hecho, ha sido realizada por el fotógrafo Fabrizio Ferri, que ha inmortalizado a sus hijas Marta y Matilde mientras se divertían vistiendo los coloridos caftanes y trajes de baño de la colección.

El estampado propuesto en las prendas es, de hecho, la reinterpretación de una foto del archivo fotográfico de su padre.

“La colección se inspira en Pantelleria y su luz, que confiere a los colores tonalidades fuertes e intensas. Se respira la atmosfera de la cercana África y la arena blanca del desierto que llega con el siroco y aseda el aire. El rojo de los tomates, el violeta de las flores de la alcaparra, los naranjas y los amarillos de los cítricos…todos son colores presentes en la colección: una explosión de verano en Pantelleria. Una isla de fuertes contrastes, ventosa, perturbadora, pero al mismo tiempo dulce y tranquilizadora.” - cuenta Marta Ferri.

Las prendas minimal en algodón están cortadas al vivo y nacen de la colaboración con la marca artesanal Isole&Vulcani, descubierta por Marta durante uno de sus viajes a Sicilia. Las cómodas espadrillas, en cambio, han sido producidas por la marca de calzado Manebì.





viernes, 8 de mayo de 2015

Que Te Vaya Bonito



Ojalá que te vaya bonito
ojalá que se acaben tus penas
que te digan que yo ya no existo
que conozcas personas mas buenas
que te den lo que no pude darte
aunque yo te haya dado de todo
nunca mas volveré a molestarte
te adoré, te perdí, ya ni modo

Cuántas cosas quedaron prendidas
hasta dentro del fondo de mi alma
cuantas luces dejaste encendidas
y yo no sé cómo voy a apagarlas

Ojalá que mi amor no te duela
y te olvides de mi para siempre
que se llenen de sangre tus venas
y te vista la vida de suerte
yo no sé si tu ausencia me mate
aunque tengo mi pecho de acero
pero nadie me llame cobarde
sin saber hasta donde la quiero

cuántas cosas quedaron prendidas
muy adentro del fondo de mi alma
cuántas luces dejaste encendidas
yo no se cómo voy a apagarlas

Ojalá que te vaya bonito.


Vicente Fernández


jueves, 7 de mayo de 2015

La Prima



Mi amiga Maider me recomendó el libro de La PRIMA "La felicidad es lo que pasa entre putada y putada". "Patri, te voy a dejar un libro que te va a encantar y te va a venir genial", me dijo. Lo primero que pensé fue, "ya me están recomendado algún libro de autoayuda para piradas psicópatas con alucinaciones transitorias de tipo grave". Sí, esa soy yo.

Lo cierto es que, tras engullir el libro en un abrir y cerrar de ojos, puedo asegurar que para pirada La PRIMA, que se le han debido de caer todos los pelos de la lengua (si se puede utilizar esta expresión porque aún no conozco a ningún bicho raro que los tenga). 

La PRIMA, diseñadora de profesión y poeta al parecer en su tiempo libre, nos desvela lo que todos ya sabemos con mucho humor y poca vergüenza. Sexo, alcohol, trabajo, amigos y familia se reunen en este libro para contarnos una gran variedad de topicazos bajo lemas y diseños repletos de ribbons y colores planos. Acompañados a su vez de anécdotas de la autora en las que hasta el mayor "rarito" podría verse reflejado. Si, así de aburrida es la raza humana. ¡Ah! Y no podían faltar pegatinitas al final del libro para ilustrar allá por donde quieras lo mierda que es tu vida. Fantástico, lo próximo será el calendario.

Si tuviera que ponerle cara a La PRIMA me imaginaría una gitana morenaza, de coleta caballo, top enseñando ombligo, mano en la cintura, mascando chicle sin parar y al parecer todo el día empinando el codo, así que no podría faltar una buena barriga cervecera. Una de esas femme fatale con mucho carácter que te da un manotazo y te revienta. No sé por qué. Si tu impresión tras leer el libro es otra, cuéntamela.

En fin, a lo que iba. Un libro graciosillo para matar el tiempo, que me arrancó varias sonrisas, pero menciona a Paulo Coehlo como si su filosofía fuera menos barata, cuando lo único que te sugiere es ahogar las penas en cerveza. Vamos, otro de esos muchos proyectos que están viendo la luz con diseños actuales y frases que claman "mira lo guay e independiente que soy", "la vida es súper molona y el problema lo tienes tú", etc. No sé si algún día llegarán a aburrirnos este tipo de historias que se están poniendo tan de moda en redes sociales con su versión en papel, por supuesto. O se aburrirán nuestros jóvenes de lanzar estos perfiles sociales, marcas de tazas, camisetas o láminas cortadas por el mismo patrón. ¿En que momento diferenciarse se a convertido en hacer lo que hace todo Dios? =(

Yo por el momento le doy un punto positivo a La PRIMA, al menos todo esto parece surgir de la relación entre dos primas y sus pericias; ella tiene fuerza, vitalidad y en lugar de darte una palmadita en la espalda, te arrea un empujón.Gracias, prima.

Y ahora como siempre, mi propio recopilatorio de La PRIMA para contribuir a esta nuestra sociedad =)