jueves, 15 de febrero de 2018

Los bolsos libro de Krukrustudio

Hoy os traigo un poquito de moda. Llevaba tiempo queriéndoos hablar de Krukrustudio, una firma de bolsos que hace los complementos más originales que hayas podido imaginar. 

Érase una vez... un chico y una chica que se encontraron en la ciudad de Moscú y decidieron unir sus esfuerzos y dedicarse a los bolsos artesanales. Así empezaron a diseñar y crear ellos mismos bolsos con fieltro de lana. 

Hoy su firma cuenta ya con varias costureras y personas en plantilla que les ayudan a diseñar los bolsos más especiales e inusuales que he visto hasta el momento: bolsos-objeto y bolsos-libro. 

En esta ocasión he hecho un recopilatorio de algunos de sus bolsos libro, pero si entráis en su web podréis descubrir una infinidad de bolsos de lo más variopintos.

¡Espero que os guste!










lunes, 12 de febrero de 2018

La fotografía social de Remys Door



Conocí a Reme hace ya algunos años en la Universidad. Gracias a las tecnologías de nuestro tiempo, Facebook nos permitió retomar el contacto y descubrir qué había sido de nuestras vidas. 

Fue una grata sorpresa reencontrarme con ella y saber de primera mano qué le había deparado la vida a esta vieja amiga. La fotografía social se había convertido en su forma de vida y yo, en mi línea, no podía dejar de compartirlo con todos vosotros. ¡Me encantó su trabajo!

En todo este tiempo, Reme ha aprendido dos grandes verdades: la primera es que todo en esta vida tiene alma, y la segunda, que tan sólo una cámara de fotos es capaz de demostrarlo. Veamos cómo a través de su inquebrantable y fantástico universo, Remys Door.

La magia de Senegal from Remys Door on Vimeo.










jueves, 8 de febrero de 2018

Mis adquisiciones en Palopalú, artículos únicos y exclusivos de madera


No es la primera vez que os hablo de PALOPALÚ, una marca de juguetes y artículos de decoración de madera "made in Bilbao". Hoy, sin embargo, quiero contaros qué es lo que yo he comprado de esta firma, esos artículos a los que no he podido resistirme.

El último juego con el que me he hecho es este memory de formas geométricas repletas de color por 35 eurillos. Aún no lo he estrenado, pero cualquier domingo de estos lo sacaremos en casa.

Tenéis otras opciones de memory en su página web, con otros dibujos y packs con diferente número de fichas. Para lo más peques es un magnífico regalo.







Hace un par de años aposté por PALOPALÚ para hacer un regalo personalizado en Navidad a mis primos. Este fue el resultado. ¡Chulísimo y original! ¿Verdad? Solo tienes que enviarles una foto y ellas se encargan del resto.




Mi primera compra en PALOPALÚ fue algo más clásica, o por decirlo de alguna manera fue una apuesta segura. Encargué un juego de Tangram de madera. Les pedí que fuera de ciertos colores para que encajara perfectamente en la mesa de mi salón.

Hoy es el día en que mis amigos vienen a casa y no pueden resistirse a desmontarlo para volver a encajar las piezas.





Espero que vosotros también os animéis a apostar por proyectos como este, repletos de magia y encanto. Artesanía creativa para los amantes, como yo, de lo handmade. ¡Hasta el jueves que viene, fisgones!

miércoles, 7 de febrero de 2018

Vive, joder, ¡vive!



Mi amiga Olga me regaló el libro 'Primero de poeta' de Patricia Benito y me habló de uno de sus poemas, "tengo que". Regalar un poema como el que acabo de descubrir gracias a ella es un regalo tan grande y hermoso como el mundo entero, y por eso le doy las gracias. Gracias, amiga. Y gracias también a Patricia Benito por recordarnos que hay que vivir.

Yo siempre he creído ser del tipo de personas que viven, pero a veces la gente que te rodea, las circunstancias y sobre todo tú que te dejas vencer, te arrastran al otro lado del vivir. Y se necesitan precisamente escritoras y amigas como estas, para que te devuelvan al otro lado de la vida, en el que se vive, joder, se vive.



...tengo que...

Mis alas me piden a gritos que las abra.

Tantas veces he querido hacerlo
y no me han respondido
que me sorprende que sean ellas solas
las que tomen las riendas.

Y es que ahora me siento bien.
He llegado a entender
que el que no quiere estar en tu vida
no está
y no puedes hacer nada para remediarlo,
y seguramente no debas hacerlo.
Y los que quieren estar
mueven montañas porque así sea.
Como se nota la diferencia.

Y sí, el día que pasas un rato triste porque 
alguien te cuido mal, pierdes.

El día que no aprovechas al máximo,
se esfuma. Y no vuelve.

Quitaos de la cabeza eso de que hay más 
días que panes/ollas/pollas o cualquier 
estúpida rima.

No los hay.

Y mucho menos en los que podamos
disfrutar sin condiciones. 
O somos muy jóvenes,
o somos muy viejos,
o mañana trabajamos,
o nos duele esto o nos falta lo otro.
¿Cuántos jodidos días te crees que tienes
para disfrutar?

Que no me refiero a que te vayas a hacer 
puenting después de tomarte el Cola Cao,
o a que te emborraches cada noche sin
conocimiento, a que tires a alguien sin
preguntar ni el nombre...

Haz puenting si es lo que te apetece, tírate
en paracaídas si te mola, bebe o no, fóllate
a cualquiera que te apetezca follarte o 
quédate en el sillón, plancha la ropa,
piérdete por las calles... Lo que sea, pero
que te llene. No llegues a casa pensando
que hoy ha sido el mismo puto día de ayer
y seguramente igual que los trescientos
treinta y cinco días siguientes.

Vive, joder, vive.

Y si algo no te gusta, cámbialo.

Y si algo te da miedo, supéralo.

Y si algo te enamora, agárralo.

"Tengo que" nunca es un buen comienzo.
No hagas nada que empiece con estas palabras.

"Quiero/amo/me flipa/voy/puedo" es la mejor 
manera de construir tus frases, tus días
y toda tu vida.

Patricia Benito.

jueves, 1 de febrero de 2018

15 Lecciones del ciberacoso a influencers, todos tenemos algo que aprender



Me atrevo a decir que a más de la mitad de la población mundial le gustaría ser famosa, rica y deseada/admirada. Todos ellos están de suerte: las nuevas tecnologías se lo ponen en bandeja de plata. Sin embargo, últimamente me pregunto si todos estaríamos preparados para soportar el peso de la fama. Los hechos, claramente, me demuestran que no. El precio es muy caro, incluso para quien gana una fortuna con un solo tuit.

No hago más que leer noticias de influencers que denuncian el acoso que reciben por parte de usuarios en redes sociales e incluso en la calle. Y yo no puedo evitar preguntarme de qué coño se sorprenden. No sé si es otra técnica para ganar seguidores (lo dudo), si se creen especiales (probablemente) o si ni si quiera se han parado a pensar en la repercusión de lo que hacen. Esto último ni me lo cuestiono, directamente lo pienso.

Con esto no pretendo, ni mucho menos, justificar el ciberacoso o el acoso a influencers, o culpabilizar a blogueras por mantener diariamente sus espacios o por subir fotos de su culo como Laura Escanes a Instagram. Es una reflexión que creo que hace falta que hagamos por todo lo que está ocurriendo, lo que esta por llegar y para que no nos lo cuenten como si esto fuera algo nuevo.




La última denuncia, realizada por la conocida Alexandra Pereira (Lovely Pepa con 1,6 millones de seguidores en Insta), ha llegado a suponer el cierre del foro de Vogue con más de 10 años de vida. Me parece justo que lo hayan hecho porque era una vergüenza que existiera un espacio no moderado en el que cualquiera pudiera decir lo que le diera la gana contra esta pobre chica u otras. Pero ellas, ¿de qué se sorprenden? ¿qué esperaban que ocurriese cuando abrieron su blog y el dinero empezó a entrar? ¿no saben lo que ocurre en Internet?




Miles de chicas se han abierto una cuenta de Instagram o un blog y han empezado a publicar y a "publicarse", a exponer abiertamente lo que hacen, lo que visten y con qué marcas están dispuestas a venderse. Sí, ¡venderse joder! Lo llevan haciendo muchos cantantes, actores y futbolistas, que anuncian perfumes y relojes con su imagen a cambio de dinero. 

Eso es venderse y no es malo, es un negocio típico de nuestro tiempo y tristemente aún tiene una serie de repercusiones que paradógicamente sorprenden. En lugar de llevarnos las manos a la cabeza deberíamos empezar a actuar y a reflexionar. 

Que cualquiera pueda tener voz no es malo, que cualquiera pueda abanderar una causa o ser experto en algo y hacer negocio con ello tampoco es malo. Pero si hay gente mala, siempre la ha habido y siempre la habrá. Eso es a lo que te expones cuando te conviertes en un personaje público y te exhibes delante de todo tipo de gente.

La mayoría de actores, cantantes, modelos, gente del mundillo del corazón llevan años quejándose del acoso que reciben por parte de los medios de comunicación y del público en general, que les piden una foto cada dos pasos o les increpan abiertamente si no les gusta algo. Sus familias tampoco se quedan exentas de este acoso. Esto no es algo nuevo, ¿por qué se sorprenden ahora l@s influencers?

Estas son precisamente las consecuencias de "exponerse", uno/a debe asumir que recibirá críticas, que escribirán sobre él o ella, mal o bien, da igual. Lo alarmante, sin embargo, es que cada vez más gente abre un espacio, un blog un perfil con el firme objetivo de hacer negocio o hacerse famoso, pero sin la menor idea de lo que puede acarrear.

Para quienes no lo sepáis una instagramer de menos renombre que Alexandra puede llegar a cobrar 100€ solo por publicar una foto en Instagram. Si publica una foto diaria eso suponen 3.100€ en su cuenta bancaria al mes y sin contar con otras acciones promocionales como eventos, stories, post, etc. Una vergüenza vaya, pero vamos que como lo que ganan los futbolistas o u  tronista de MYHYV. Es el mundo en el que vivimos y al que parece estamos contribuyendo de una manera u otra.

Ahora, ¿cómo podemos cambiarlo? ¿qué podemos hacer?

Lecciones que todos debemos aprender del ciberacoso a influencers

1. Si vives de tu imagen te expones a que hablen de ti, bien o mal. Que haya gente a la que no gustas es positivo, nos ayuda a crecer/mejorar y a gestionar nuestro autoestima. Pero nunca hay que permitir que se nos falte al respeto.

2. La diversidad de opiniones es un buen síntoma. Implica que aún nos diferenciamos unos de otros, algo que estamos perdiendo con la globalización. Cada vez somos todos más parecidos, con los mismos gustos. Cada vez hay menos "tribus urbanas".

3. Que un/a influencer no guste a todos los usuarios es también positivo para su negocio/rentabilidad. Logra que las marcas con las que colabora encuentren en su blog o perfil un nicho de mercado al que dirigirse.

4. Debemos aprender a dar nuestra opinión con sinceridad, pero sin herir. Manteniendo siempre el respeto hacia todas las personas, sin insultar ni faltar. Sí, la gente es muy ignorante y mal educada. Es lo que hay.

5. Además, las nuevas tecnologías nos hacen cobardes. Nos escondemos tras un perfil “anónimo” para decir lo que nos plazca, sin repercusiones. Nos sentimos muy valientes, más seguros a la hora de comentar. Aperecen los conocidos trolls de las redes sociales.

6. Esto no afecta solo a influencers o blogueras, no vayamos a creernos el centro del mundo. También influye a restaurantes, por ejemplo, a quienes la competencia deja malas críticas falsas o a quienes los clientes dejan comentarios como: "no me gustó nada este restaurante, llovía y el camarero era calvo". 

7. Son las consecuencias de un espacio libre en el que desgraciadamente, aún, todo vale.

8. Las mujeres somos muy poco solidarias, empáticas y respetuosas con nuestro propio sexo. Sino, ¿por qué el ciberacoso iba a ser más frecuente en los casos de influencers de moda?

9. Hay que educar a las generaciones venideras para que esto no siga ocurriendo. Y por nuestra parte hace falta mucha reflexión y pensar antes de publicar, que a veces se nos va de las manos. 

10. Por eso, hay también que legislar en materia de ciberacoso, siempre respetando la libertad de expresión.

11. Los refranes "a palabras necias y odios sordos" o "no ofende quien quiere sino quien puede" existen por algo. Si algo consiguen todos los influencers generando tanto revuelo es precisamente dar más voz a toda esa gentuza que se dedica a insultar y a caldear el ambiente. Todo lo que ha ocurrido en los últimos días nos demuestra que haciendo un mal uso de la tecnología podemos herir y lograr que nos den voz sin ponernos cara.

12. Otro dicho popular: la envidia es muy mala. ¿Por qué envidiamos a aquellos que tienen más éxito que nosotros? Dejemos que inspiren nuestro propio éxito o que simplemente nos den igual. Creo firmemente que estamos obsesionados con la imagen, en vender constantemente que nos va bonito, y que redes sociales como Instagram contribuyen a ello. Yo misma me asusto de como puede llegar a influir en mí lo que publican otros o como soy capaz de proyectar una imagen que no es real.

13 . Antes de abrir un blog o una cuenta en redes sociales piensa lo que puede ocurrir. Usemos las nuevas tecnologías responsablemente. Si lo abres tendrás que aprender a recibir malas críticas y a relativizar. Piensa qué quieres publicar y qué quieres que permanezca en tu más estricta intimidad. 

Al hilo de esto me sorprende la de mujeres que publican fotos de ellas desnudas o en ropa interior en la cama, por ejemplo. Puede sonar carca, pero creo que es importante preservar la intimidad de uno y guardar algo para nosotros. 

Tampoco me parece mal que haya quien lo haga, pero últimamente es la tónica de casi todas las influencers de nuestro país y eso me parece alarmante. Un excesivo culto al cuerpo combinado con el más puro exhibicionismo, una auténtica bomba de relojería.

14. Dejar de idolatrar o estigmatizar a influencers. No podemos olvidar que ellos también son de carne y hueso, aunque ellos mismos puedan creerse dioses.

15. Lección extra: hay demasiada gente en paro, yo desde luego no tengo tiempo para meterme en foros para criticar a influencers. Eso, o mi tiempo es más valioso para mi de lo que lo es para ellos.

¡Feliz jueves!





jueves, 25 de enero de 2018

Miss Borderlike, una alternativa a Mr. Puterful

El post de hoy viene cargado de humor y de color. Una alternativa al ya trillado Mr. Wonderful y sin caer en la vulgaridad de Mr. Puterful. Os hablo de Miss Borderlike

En su tienda online podéis encontrar todo tipo de artículos con quotes y dibujos un poquito bordes o mal humorados, pero con ese toque especial: viñetas alegres de colores pastel. Un contraste que te cautivará. 

Para que veáis de lo que os hablo he hecho una breve selección de algunos de sus dibujos y mensajes. ¡Espero que os gusten!













jueves, 18 de enero de 2018

Los mundos en miniatura de Tatsuya Tanaka


A propósito de la última película de Matt Damon, 'Una vida a lo grande', he decidido publicar el trabajo de Tatsuya Tanaka.

Tanaka es un fotógrafo y director de arte nacido en Kumamoto, Japón, en 1981. Ha cautivado al mundo con su calendario en miniatura. Todos los días, desde hace 5 años, publica recreaciones de escenas cotidianas a través de pequeñas maquetas que arrancan millones de sonrisas.

Su ingenio y creatividad son asombrosos. Tanaka utiliza alimentos y otra serie de elementos cotidianos para recrear diferentes escenas: brócoli para hacer los árboles, bolígrafos que simulan farolas, etc. 

"El brócoli y el perejil a veces pueden parecer un bosque, o las hojas de los árboles que flotan en la superficie del agua a veces pueden parecer pequeñas embarcaciones. Quería aprovechar esta forma de pensar y expresarlo a través de fotografías, así que empecé a armar un calendario en miniatura", afirma Tanaka.

Este es el resultado de tan fascinante proyecto.