miércoles, 16 de abril de 2014

Ben Hopper, pelillos a la mar...



El pelo en las axilas o el vello en general parece empezar a ser tendencia y una nueva forma de reivindicación. Muchas celebrities, escritoras y artistas se han sumado a este fenómeno. Ellas claman que la mujer no ha de convertirse en un mero estereotipo ni depilarse para sentirse o ser una mujer; ellas pueden decidir libremente si quieren depilarse o no. Y lanzan la siguien pregunta: "¿Quién marca los cánones de belleza?" 

Pero nosotros queremos ir más allá... ¿Es una creencia fundamentada o simplemente se suman a la moda para causar sorpresa y revuelo? ¿Tiene el pelo realmente mucho que ver con los convencionalismos sociales? Desde luego, las habrá que estarán echándose las manos a la cabeza tras hacerse la depilación láser... Ahora ya no hay vuelta atrás. 

Entra algunas activistas está la actriz Cameron Díaz que ha abogado por abandonar la depilación del vello púbico. Julia Roberts se paseó por la alfombra roja mostrando sus axilas sin depilar y Drew Barrymore también ha demostrado que no le molesta el vello en esa zona. Recientemente, Madonna también lo hizo publicando una imagen en Instagram donde lucía axilas pelonas. 

Para más inri la última campaña de Veet no ha hecho más que echar más leña al fuego con su eslogan 'No te arriesgues a machorrificarte' y que hace evidente el rechazo que sufre una mujer sin depilar.

En el otro bando, no obstante, se encuentran los hombres, quienes han acuñado un nuevo término, el de "metrosexual". Cada vez son más los chicos que optan por la depilación por razones higiénicas y estéticas, sin aludir si quiera a su papel, rol o cliché en nuestra sociedad. ¿Se están invirtiendo los papeles? ¿Nos pasamos las mujeres de peleonas y de verle ocho pies al gato?

A este fenómeno anti-depilación se ha sumado también el fotógrafo Ben Hopper con un proyecto que lleva desarrollando desde hace siete años y que hoy os enseñamos con mucho gusto en LOM, se trata de "Natural Beauty".

Nosotros desde LOM clamamos...
Mujeres del mundo, hacer lo que os de la realísima gana. ¿Queréis depilaros hasta el último pelillo del meñique del pie? ¡Hacerlo! ¿Preferís dejaros el pelo largo y haceros un abrigo para sobrellevar mejor el invierno? ¡Hacerlo! Que ni las modas, ni los dictámenes sociales o lo que haga el vecino condicione vuestra particular forma de ver el mundo, y por qué no de ver vuestras axilas, ya sean pobladas o rasuradas.








No hay comentarios:

Publicar un comentario