martes, 3 de enero de 2017

Murió el amor


¿Quién vendió el sexo y profanó el amor?
¿A quién le debo que mis sueños sean sólo deseos de unos grandes pechos?
¿Quién encarceló el corazón a cambio de un orgasmo?
¿Dónde quedaron las cartas de amor y los sentimientos?
¿Quién prefirió tomar veneno y matar las mariposas en los estómagos de los enamorados?

Ahora sólo hay noches de lujuria,
Ahora prefieren bajar calzones que la Luna.
Prefieren admirar los culos que las estrellas.
Ahora dicen que el amor es cuestión de química y anatomía,
Y que el romanticismo se lo dejan a Neruda.
Ahora los Romeos ya no suben a los balcones,
Porque las Julietas entran directo a sus camas.
Los niños son sólo productos de una mezcla rara entre limón y tequila,
Y casarse resultaría tan sólo un buen negocio.

El amor está sobrevaluado,
Las redes sociales son sólo espacios para presentar la nueva mercadería
Y el número de likes son sólo los futuros prospectos de polvos de media noche.
¿Cómo saber qué es amor en un mundo efímero?
Creo que es hora de dejar pensar y comenzar a sentir.
Es hora de buscar algo más que una entrepierna sudorosa.
Es hora de buscar algo más que el olor que deja tu cuerpo sobre mi cama.
Es hora de dejarse llevar por el amor y no sólo por la pasión,
¡Qué más da, si ya perdimos la cabeza!
¿Por qué no perder el corazón?

Andre Guayasamín

1 comentario: