lunes, 17 de octubre de 2016

A mi pareja favorita Gabriel y Kevin

Algunos me habéis pedido que comparta las palabritas que les dediqué a mi hermano y mi cuñado el día de su boda. Ya lo hice antes con mis amigos Patricia y Dario cuando se casaron, así que tampoco podía faltar este dircurso que tanto me costó escribir, pero con el que me sentí enormemente agradecida y orgullosa :) Gracias chicos por una boda en Chicago tan especial; un precioso momento veros bailar esta canción, un recuerdo que ya forma parte de vuestra bonita historia. ¡Os queremos! Va por vosotros...




A mi pareja favorita Gabriel y Kevin,

Probablemente estas son las palabras que más me ha costado escribir en toda mi vida. Un hermano no se casa todos los días y son muchas las cosas que quiero decirte, tanto a ti como a la persona con la que has decidido compartir el resto de tu vida, Kevin.

Gabri, la verdad es que sabía que tarde o temprano te casarías; siempre tan clasicote vistiendo y de forma de pensar, me pedías a mi, tu hermana mayor, que asentará la cabeza. Jamás imagine que fueras a hacerlo con un hombre, pero mucho menos que fueras hacerlo antes que yo... jajajajaja.

Sabes que te quiero con locura, que no podría haber deseado un hermano mejor. Siempre me has hecho sentir especial e importante para ti, has estado a mi lado y pese a tu rebeldía y tus idas y venidas nunca me has fallado. 

A mi me habría gustado haber sido mejor hermana, haberte protegido de absolutamente todo lo que te ha hecho daño. Me habría gustado haber estado junto a ti y ama cuando aita se fue, haber dado la talla tanto como vosotros dos la disteis conmigo. Sobre todo ama, siempre al pie del cañón para que un momento como este fuera posible en nuestras vidas.

Pero hoy no es un día para lamentarse, ¿verdad? Ya hemos tenido mucho tiempo para eso. Hoy me siento enormemente feliz porque Kevin apareció en tu vida y por fin le puso un poco de orden y cordura. Te echó el lazo y al menos en él has encontrado el mejor destino al que viajar para refugiarte. Pero sobre todo me siento enormemente agradecida porque te devolvió la ilusión y las arrolladoras ganas de vivir de aita.

Sé que hoy hablo en nombre de él y de otras personas que no están entre nosotros. Eres un orgullo de hermano; siento verdadero coraje cuando haciendo oídos sordos de malas lenguas, tú con valentía nos presentaste a Kevin. Juntos habéis gritado a los cuatro vientos que os queréis y el mundo en el que vivimos, por desgracia, aún necesita mucho más de eso. De gente valiente que decide a quien amar, libre, desde el respeto y con la firme intención de que sea para siempre.

Kevin, sé que estás entre los mejores hombres de mi vida. No podía haber deseado un compañero de viaje mejor para mi hermano. Eres una persona especial, una persona que ha conseguido conquistarnos a todos en muy poquito tiempo. Será un verdadero honor ser tu cuñada ;)

No voy a pedirte que le cuides, porque quiero que os cuidéis los dos. Y espero que os abracéis invencibles cuando lleguen los malos momentos, pero sobre todo que exprimáis los buenos, que estoy segurísima de que serán muchos.

Ahora sí, a disfrutar de toda la gente maravillosa que os quiere y que habéis logrado reunir en un día tan importante para vosotros. Gracias a todos ellos, en nombre de las dos familias, por venir. 

Y a vosotros gracias por hacernos partícipes de una historia tan bonita como la vuestra, una historia que nos demuestra que el amor no tiene ideología, raza, nacionalidad, ni género, y mucho menos... fronteras.

I love u,
os quiero,
maite zaituztet...
ZORIONAK BIKOTE! 

 

No hay comentarios:

Publicar un comentario