miércoles, 13 de abril de 2016

Hipocresía, hipocresía y más hipocresía


POR MI BUEN AMIGO ALBERTO LASA.
Han pasado unos cuantos días desde los atentados de Bruselas y ya veo desaparecer las banderitas, las imágenes en las redes sociales y todos los gestos y símbolos grandilocuentes. Lo veo en los políticos y en nosotros, es normal... La teatralidad no puede mantenerse mucho tiempo, la obra debe finalizar en algún momento. Esa catarsis sentimental es agotadora de mantener aunque nos fascine.
Pero que nadie me mal interprete.. Los gestos y las palabras sinceras de muchos de nosotros son buenas y nos ayudan a empatizar, consolar y unirnos emocionalmente, en definitiva a sentirnos humanos. Pero… ¿Cual es la realidad? La realidad es que las palabras se las lleva el viento o tal vez el tiempo… ¿De que nos sirve todos esos gestos si no van acompañados de la acción? Para aquellos que nos rasgamos las vestiduras os diré u os recordaré que hoy mueren decenas de sirios inocentes en el mar, en manos de las mafias, en los barrizales de los campos de refugiados o en el mejor de los casos son apaleados en las montañas por neonazis descerebrados. Eso, si la policía no les dispara en las fronteras, ya está ocurriendo. ¿Y en Siria? Jmmm… En Siria nada, “NADA” es la palabra que define la acción internacional y europea… Violaciones de mujeres y niños, torturas, asesinatos… Eso sí.



¡Me avergüenzo de mi generación! Sí, siento hacer esta afirmación. Somos los chicos del gesto y de la inacción. Corrupción, políticas en contra de los derecho humanos, desigualdad social, papeles de Panama y su puta madre, salarios ridículos y despidos rápidos porque según dicen “hemos vivido por encimas de nuestras posibilidades” mientras otros evaden impuestos, guerras dejadas a las manos de Dios o mejor dicho a los intereses económicos y geopolíticos de líderes y multinacionales, explotación laboral e infantil en el tercer mundo para nuestro consumo, etc, etc. ¿Y qué hacemos nosotros? Poner una imagen en nuestro Whatsapp, que está bien para crear opinión pública y presión mediática, pero es algo totalmente insuficiente. Si la generación de nuestros padres y abuelos hubiese sido igual, hoy seguiríamos con la dictadura. La transición española se hizo gracias a los periodistas encarcelados, a los palazos que recibieron familias y universitarios en las manifestaciones, a los fusilados, a los políticos encarcelados… En definitiva gracias a los que se alzaron y pasaron a la acción. No confundamos el civismo con el pasotismo ¿Por qué nosotros no somos así? No lo sé… Una palabra llega a mi cabeza.. Hipocresía.



Europa se ha convertido en club de empresarios y políticos golfos sin valores, nada que ver con la Europa de los ciudadanos que me gustaría. Alemania que hace 80 años destruyo Europa y asesino a miles de europeos, es la principal valedora de estas políticas sucias y deshumanizadas ¿Y los demás? Títeres interesados en ser cómplices. Alemania debería recordar su pasado muy reciente y como fue perdonada y ayudada. Este país recibió mucho dinero para su reconstrucción, deuda que fue perdonada en un 60% en el año 1953 (Acuerdos de Londres). Sin embargo, cuando Grecia (sin haber hecho ninguna guerra) no podía pagar, quisieron echarlos de la Unión Europea. Y hoy… Hoy recuerdo los campos de concentración, como el de Auschwitz. Sí, ya se.. No hay cámaras de gas en los campos de refugiados. Pero lo siento, hay algo en mi cerebro que tristemente empieza a relacionarlos. Por no hablar del vergonzoso chantaje a Turquía. Para el que no sepa, este país lleva años intentando entrar a formar parte de la Unión Europea y por muchas razones se le ha negado todos los años. Ahora Bruselas ha firmando un trato que básicamente dice: Si te quedas con a los refugiados yo te facilito la entrada a mi club, si no… Ya sabes. Y claro, Turquía que es un país sin recursos en comparación con la Unión Europea ha aceptado. Esto es propio de una película de mafiosos. Es curioso que para los líderes europeos la Unión no tenga capacidad de encajar la entrada de refugiados, pero si considera que un único país pobre como Turquía pueda.


El problema es que los terroristas no nacen, ¡¡se forman!! Y en eso los europeos tenemos mucha responsabilidad. Investigar los últimos 90 años de la historia de Siria y os daréis cuenta de lo que digo, y esto también podría ser aplicado a Israel y Palestina, así como a muchos otros países de Oriente Medio ¿Quién, cuándo y cómo fueron creados estos países? ¿A cambio de qué? ¿Cuál ha sido la política reciente con ellos y sus ciudadanos? Hipocresía, hipocresía y más hipocresía.
Usemos los gestos pero también la acción, y en cuanto a los políticos(TODOS)… Mejor quedaros en casa, no me hagáis vomitar con vuestras lagrimas de cocodrilo y vuestras manos en el corazón.
Un buen ejemplo de lo que hay que hacer con integridad (por lo menos hasta ahora): El caso de Obama con Cuba (esta caso en concreto), abrazos y partidos de béisbol en la isla, pero con leyes de apertura en el congreso de EEUU. Palabra y acción de la mano.

No hay comentarios:

Publicar un comentario