viernes, 27 de noviembre de 2015

Bilbao Centro Blogger Experience: bloggers por un día, o dos


¿Qué ocurre cuando pides ayuda a dos colaboradores de La Otra Mirilla para presentar el blog a un concurso promovido por la Agrupación Bilbao Centro (Particular de indautxu, 1)? Un concurso que consistió en un fin de semana repleto de experiencias por la capital bizkaína, un tour por comercios, locales... ¿Y si os digo que esos dos fisgones son Asier, un mungitarra amante del surf, las vacas y la naturaleza, y Gaizka, un getxotarra adicto a los videojuegos y las consolas? Dos jóvenes (uno no tan joven XD) del extrarradio bilbaíno con ningún interés por estos saraos, pero que con el morro torcido aceptaron mi propuesta: "Yo esto lo hago por ti". ¡Ja! Aún no sabían lo que la #BilbaoCentroBloggerExperience les iba a deparar... Y efectivamente hicieron de fisgones, pero de verdad. Hoy nos lo cuentan "toro, torito, toro" en exclusiva para LOM.


Entrevista 

Cuando les pedí que fueran en mi nombre al concurso e hicieran, en definitiva, de bloggers en representación de #LOM por un fin de semana, realmente no sabía muy bien que iba a salir de todo aquello. Gaizka le decía a Asier de ir con gafas de pasta, bufanda y gorro, el topicazo hipster, vaya, para 'dar el pego'. Asier, sin embargo, pretendía ir con abarcas y txapela; "a mi no me van esos rollos modernos", decía. Yo les suplicaba, "no me dejéis mal, por lo que más queráis".



Patri: Bueno chicos, contadme, ¿qué hicisteis en la primera jornada del concurso?

Asier: El primer día nos llevaron a conocer comercios de Bilbao y el segundo eran "experiencias", donde por cierto nos hicimos amigos de una siciliana que tiene un blog de tallas grandes.

Gaizka: Sí, pero menos mal que anduvimos avispados al principio. Podría haber sido un fin de semana muy duro... Miradas cómplices y risas entre mis fisgones. 

Temo por lo peor...




A: ¡Y tanto! La quedada fue en el Gran Hotel Domine, de la cadena Silken (Alameda de Mazarredo, 61), donde por cierto no sabíamos que el acceso a la terraza superior era para todo el mundo, no sólo huéspedes del hotel. ¡Menudas vistas! Aunque no hacía muy buen tiempo. Allí nos explicaron que el hotel había sido diseñado por el valenciano Javier Mariscal. A mi me llamó especialmente la atención el atrio, presidido por lo que ellos dicen que es un ciprés fósil. Ya les dije: ¿Esto seguro que no lo habéis hecho con las piedras que os sobraron durante la construcción?

Risas y más risas.




G: Sí y después en el bar de la planta de abajo, Splash & Crash se llama, nos dijeron que las columnas simbolizan piernas de mujer. Nosotros de eso entendemos mucho, ¿verdad, Asier? Jajajajaja.

A: Sí, sí, jajajajajaja. Y menos mal que Gaizka anduvo ágil. Nos dividieron según las temáticas de nuestros blogs. Como muchos post de La Otra Mirilla tratan de moda y tendencias decidimos ir con ese grupo. ¿¿Cuál fue nuestra sorpresa?? El tour iba a ser de tiendas de moda, ¡nos iban a pintar las uñas y todo! No, no, no, por eso sí que no íbamos a pasar, Patri. Así que sigilosamente nos cambiamos de grupo...

G: ¡Y menos mal! Conocimos un montonazo de sitios, nos dieron de probar especialidades de locales emblemáticos de Bilbao y la gente era súper amable, sobre todo la chica del Café Iruña (Jardines de Albia). Fíjate lo bien que nos lo pasamos que al final de la jornada nos quedamos más tiempo...

Asier asiente insistentemente con la cabeza.




Mis chicos comparten miradas, se ríen y van recordando cosas sobre la marcha que no quieren que deje de tratar en este post. Se muestran entusiasmados. Me alegró de haberles propuesto la oportunidad de asistir. 

P: ¿Y después que hicisteis? ¿Qué sitios visitasteis? ¡Jo!, qué envidia me estáis dando. Ya os vale...

G: Fuimos al Restaurante La Roca (Ercilla Kalea, 1), donde supuestamente se prepara el mejor Gin Tonic de Bilbao. Deben de apostar mucho por la innovación; está bien, pero la explicación se hizo un poco larga. Es un bar más actual, el resto que vimos tenían más encanto, son clásicos de Bilbao, con historia, productos artesanales, emblemas de la ciudad.

A: Sí, de hecho, después fuimos a una tienda de ultramarinos de 1904 cuya especialidad son los cacahuetes tostados, aunque han tenido que especializarse y tirar más al sector gourmet... Ya sabes, para sobrevivir a estos tiempos de dura competencia. Deben de tener una máquina mágica, un secreto ancestral que no nos dejaron ver. Sólo a tu amiga Gentzane la del blog 'Mangiare a mesa puesta' a cambio de no sacar fotos.

G: ¡López Oleaga (Astarloa, 10) se llama! El Ayuntamiento les nombró ilustre de Bilbao. Estuvo bien.




P: De toda la jornada, ¿eso fue lo que más os gustó? 

G: ¡Ni de coña! Lo que más nos gustó fue la Pastelería Arrese (Gran Vía, 24). A mi me encanta la tarta de queso de ese sitio, pero cuando el tío nos dijo: "Barra libre, coger lo que queráis... Buf...". Compartimos una palmera de chocolate, tampoco queríamos abusar, pero no pude evitar mandarle un WhatsApp a mi hermano para darle envidia.

A: La historia que nos contó estuvo verdaderamente "guapa". Básicamente el hermano inteligente de la familia se dedicó a estudiar y el otro se quedó con la pastelería, allá por 1852. "Y de esa rama venimos nosotros", nos dijo el hombre, jajajaja, ¡qué majo era! Fue una historia genial, cómo superaron la guerra, las idas y venidas... Y les ves ahí plantándole cara a todos los grandes comercios en plena Gran Vía Bilbaína, al monstruo de El corte Inglés. Para sobrevivir, cuando se acabó aquello de la renta antigua, apostaron por ampliar estructura con la apertura de nuevos locales en otros municipios y ahora quieren internacionalizarse vía online. Fue un bonito ejemplo de constancia, superación e ilusión. Increíble.

G: A mi me llamó la atención cuando dijo que se sentía como el típico hombre de circo que tiene que sujetar varios platos a la vez con un palo, haciendo que todos giren y que ninguno se caiga.

A: Es verdad, es verdad...


P: ¿Hay algo de la jornada que os llamase especialmente la atención? 

G: ¡La frutería de Vanesa! ¿¡37€ el kilo de cerezas!? Es una tienda especializada en frutas raras. 

P: Y de todo lo que probasteis... ¿Qué fue lo que más os gustó?

A: ¡Hombre! En el Café Iruña se portaron súper bien. Probamos los pintxos morunos, la muselina de jamón... ¡Nos dieron Agua de Bilbao y brindamos! Ahí no te voy a engañar Patri, no presté mucha atención porque el pintxo moruno estaba cojonudo.

Risas y más risas. Mis fisgones se entusiasman contándome las anécdotas e historias del día. Les notó hasta algún kilo de más... 

Me gusta vivir la experiencia de un Bilbao que me apasiona a través de sus ojos, porque muchas veces así se conocen nuevos lugares, a través de las vivencias de los demás y mola, mola cuando te lo cuentan y comparten contigo para recomendarte o desaconsejarte esto o lo otro. Cuando alguien te dice lo que le ha parecido este u otro sitio, 'sin trampa ni cartón'. Eso forma a los verdaderos bloggers, una opinión real, formada y no condicionada por el auto-bombo o los post promocionados. El verdadero espíritu de un blog: compartir cosas que te gustan, o no, vivencias, temáticas, opinión o experiencias. 



P: ¿Cómo terminasteis el día? ¿Mereció la pena? ¿Véis? Sabía que os lo ibais a pasar en grande. 

A: Bueno, bueno... Fue duro hacer de bloggers, tomar notas, sacar fotos... (ironía).

G: Estuvo muy, muy bien... Terminamos en La Destilería (Calle Particular de Indautxu, 3). Nos pusieron dos Gin Tonic con diferentes tónicas. El tío, Jon Ander, es un crack preparando cockteles. ¿Verdad, Asier?

A: Yo acabe un poco "cascao", no te voy a mentir. Allí nos quedamos, más tiempo del que debíamos, removiendo nuestros copazos en buena compañía...


Me contaron muchas más cosas que pienso compartir con vosotros; como varias fotos que pienso publicar en nuestra página de Facebook, para poner caras a la Bilbao Centro Experience. Pero ya es suficiente por hoy... 

Para ellos al día siguiente había que madrugar... La Bilbao Centro Experience de Bilbao Centro continuaba... Mis fisgones estaban encantados haciendo de bloggers, pero aquello no había hecho más que empezar. El Gran Casino Bilbao (Urkixo Zumarkalea,13) iba a darles una grata sorpresa en compañía de una blogger siciliana. 

Continuará...
;)

1 comentario:

  1. Menudos dos, me parece que para la siguiente vas a tener cola de voluntarios.
    Que ya me incluyo en ella.
    Y cómo termina el tema Sicilia?

    ResponderEliminar