lunes, 5 de enero de 2015

Despropósitos para 2015


Año nuevo, pero la misma mierda de siempre. De esta guisa arrancamos blog en 2015. Nunca se me ha dado bien ocultar cuando las cosas van mal y te apetece mandarlo todo a freír espárragos, como me mandaron a mi hace poco. Lo cierto es que mi musa debió de irse de vacaciones en 2014 y todavía no ha vuelto. Entre muchas otras cosas negativas y feas de este año, que por fin nos ha abandonado.

No espero mucho de este nuevo que se avecina y ni si quiera me atrevo a rezar: "Jesusito, Jesusito, que me quede como estoy" porque no es cierto que quiera permanecer ni un segundo más así. Así de aburrida, decepcionada y demente.

El 2014 no ha sido un buen año por muchas razones y no pienso convencerme de lo contrario para sentirme mejor o "vender" una imagen de mi misma que ya no existe. Sus últimos meses han dolido a muerte... Una pequeña dolencia que se gestaba sigilosa hasta convertirse en un tumor que estoy más que dispuesta a extirpar.

Un tumor aparentemente benigno que comienza con las amistades que creías serían para siempre, continua por ser más que maligno con las cuchilladas del puto desamor y termina por matarte de metástasis familiar. Y llegados a este punto puede darse por aludido quien pueda, que no es fácil, aunque más de uno/a debería.

Para los venideros 360 días que están por llegar he hecho una hermosa lista de despropósitos que pienso cumplir sin darme cuenta en honor de quien punza mis días y escupe en mis pensamientos. Siempre he creído que hay que rodearse de gente positiva y enérgica, pero a veces la mierda ha de oler lo suficiente como para querer tirar la basura. Y con esta apestosa metáfora reto a los enemigos de mi vida a una guerra sin precedentes. Porque la historia no es cómo empieza, sino cómo acaba. 2016, allá vamos.


1 comentario:

  1. Joer con el pensamiento radical de este post.
    Espero que este nuevo año como se dice siempre te deparen cosas positivas en todos los ambitos.
    Buscando el lado positivo de las cosas, digamos que de cualquier mal siempre se aprende algo nuevo.
    - Un desamor significa que tienes por ahí a esa persona que realmente te debe completar y aún debéis de encontraros.
    - Una amistad fallida sirve para encontrar nuevas amistades que te llenen de forma más completa.
    - Y los problemas familiares siempre estan ahí en todas las familias pero son NUESTRAS familias y estamos para lo malo y para lo bueno.

    Espero y deseo lo bueno y lo mejor para tí y todos los que te seguimos.

    ResponderEliminar