martes, 16 de septiembre de 2014

Infelices para siempre


El animador Jeff Hong se ha declarado un absoluto fan de Disney (aunque no lo parezca) y ha querido demostrar que la vieja factoría de dibujos animados puede reflejar los problemas del mundo.

En un momento crítico para el imperio de los dibujos animados, donde todo lo que recibe son críticas (que si estereotipos sexistas, racistas...) y el pastel está terminando por comérselo Pixar, este artista ha querido hacer evidente lo difícil que es dar con historias bellas y perfectas. Y ha pretendido ¿echarle un capote? a Disney en su intentona por adaptarse a los nuevos tiempos.













No hay comentarios:

Publicar un comentario