viernes, 4 de julio de 2014

Gracie Hagen, 'Illusions of the body'

Siempre he querido hacer una sesión de fotos de gente desnuda, pero con algún elemento que cubriera sus partes menos desvergonzadas para dejar el resto a la imaginación. Pero desde luego, esta imagen que tenía yo de un proyecto fotográfico nada tiene que ver con el de la fotógrafa Gracie Hagen, quien ha retratado a personas comunes mostrándolas bellas y poco agradables, variando únicamente la posición del cuerpo.

Según la artista su objetivo no era otro que hacer una crítica a "las supuestas normas sobre como creemos que nuestro cuerpo debe lucir", ya que "nunca vemos las otras fotos tomadas a esas mismas personas donde lucen mal” porque "los medios sólo muestran las imágenes más favorables de la gente".

El resultado es simplemente grotesco, en algunos casos hasta desagradable. Los modelos algunos acertados y otros no tanto, es cierto que consiguen cambiar nuestra impresión a través de la postura. Objetivo conseguido. Pero... ¿De verdad era necesario? ¿Quién dicta lo que es bello y lo que no? ¿Es esta una forma de combatir la superficialidad? ¿Se nos está yendo de las manos el concepto de arte que se tiene en nuestro tiempo?

Ahí lo dejo.








No hay comentarios:

Publicar un comentario