miércoles, 23 de julio de 2014

AJO, la micropoetisa


Hoy no vamos a hablaros de cebolla o perejil, pero si de AJO. Y no de un AJO cualquiera, si no de la micropoetisa que juega con las palabras hasta tocarte la pepita. Todo comenzó...

Hace algunos años. Una gran amiga me regalo el primer recopilatorio de micrpoemas de AJO. Era un libro finito y pequeño, de color rosa, y en la portada el dibujo de una niña a punta de pistola. Mi pasión y admiración por sus frases, citas y micropoemas se perpetuó ese mismo día. Y ya van 4 los libritos en mi estantería de obras favoritas y socorridas cuando se me escandaliza el corazón.

Como no podía ser de otra manera y como vengo haciendo desde hace años, su obra era otra de las muchas que debía compartir con vosotros, mis fisgones... Pero son tantas las veces que podría citar hoy las palabras de esta mujer con tanto arte y sabrosura que me limitaré a abriros el apetito. Aunque os lo advierto, después no habrá quien os quite el olor a AJO. Cala fondo y deja buen saborcillo.








No hay comentarios:

Publicar un comentario