lunes, 26 de mayo de 2014

PODEMOS


Hoy es un gran lunes, un buen día para empezar la semana. Nada más levantarme y despertar con los resultados electorales de la jornada de ayer me he acordado de una amiga de esta mirilla que siempre me ha dicho: "Podemos". Cuánta razón tenía. Y es que hoy hay varios motivos para estar más que contento. 

El primero de todos es la caída en picado de los dos partidos políticos que llevan años riéndose en nuestra cara y protagonizando un auténtico juego de tronos. El segundo es la entrada en acción de nuevos representantes políticos, como la irrupción de la plataforma de Pablo Iglesias. Podemos se ha sacado 5 escaños de la manga, aunque no por arte de magia, si no a pulso y a base del descontento de la ciudadanía. Y el tercero viene de la mano de EQUO y el gesto que tuvo su candidato, Florent Marcellesi al ceder su voto a un inmigrante para denunciar que "en nuestra sociedad conviven personas privadas de los derechos democráticos básicos, simplemente por el hecho de haber nacido en otro lugar". 


1 comentario:

  1. Sí Patri ¡podemos!, vamos lentos, demasiado lentos, pero ¡vamos! y el cambio ya ha comenzado, éste es un pequeño paso que me llena de esperanza. No la había perdido, me conoces Patri, soy una auténtica enamorada del ser humano, pero a veces sus acciones, nuestras acciones me frustran, esta vez estoy contenta, porque ¡podemos!. Esta buena noticia la recibí mientras caminaba de peregrina en el Camino de Santiago (previo voto por correo por supuesto), y fue grande ¡muy grande!. Cada etapa del camino la comenzaba fuerte, con ganas, pero a medida que ganaba km, parecía que el pueblo de destino se alejaba, los últimos km se hacían duros, por lo que dejé de mirar al pueblo y me concentré en mis maravillosos y queridos pies que pasito a pasito, casi sin darnos cuenta (digo daros porque iba junto a amatxu y acompañada por muchísimos peregrinos más), nos llevaban al pueblo de destino, y la fantástica acogida con sonrisas tan grandes que abrazaban y una ducha no siempre caliente junto a su modesta cama hacían que el esfuerzo mereciera la pena más que de sobra. Creo que esta experiencia es aplicable al momento político, económico, religioso, social, etc. que estamos viviendo. ¡Podemos y lo haremos! sólo hay que tener paciencia y entender que JUNTOS podemos. Recuérdeme estas palabras Patri, porque muy probablemente en alguno de esos momentos de frustración las necesite ;) pero hoy, como buena peregrina agradezco este pequeño gran gesto de los ciudadanos. Un turista exige, un peregrino AGRADECE ;)

    ResponderEliminar