martes, 11 de septiembre de 2012

La peor escuela...


La peor escuela lo son ya todas. Parece ser que de 'educación', en el sentido más estricto de la palabra, ya sólo cabría hablar en el programa de fenómenos paranormales y misterios varios, Cuarto Milenio. 

Aún recuerdo cuando mi madre me decía: "Hija, la calle es la peor escuela". Ahora parece que es lo único que nos queda. Algo de interés y esfuerzo por parte de la gente de a pie, padres, madres, y profesores de vocación, por hacer de los más pequeños mentes creativas, curiosas y que puedan contribuir, exitosamente, al legado que se les deje. 

Por desgracia, el reto es tal, que imágenes como esta, aportación de un fisgón, no nos cogen de sorpresa ni mucho menos llegan a conmocionarnos. Y recuerdo con gracia aquella línea discontinua que recortabas minuciosamente en "el cole" cuando eras pequeño; esa línea de recorte que hoy algunos parecen saltarse a la torera y que otros se empeñan por limitar tanto que oprimen oportunidades de cambio y prosperidad. Ni tanto ni tan calvo.

 La cruda realidad está ya más que cocinada, ¿nos la terminaremos comiendo con patatas?

1 comentario:

  1. Está dificil sí, y nos quieren hacer creer que otra opción es imposible. Tú y yo sabemos que no lo es, que otra educación es posible, tengo amigas profesoras que la implantan día a día y que luchan en contra de la propia dirección del cole para conseguir que los niños descubran un mundo repleto de opciones para que puedan elegir entre todas ellas. Alguna ha perdido su trabajo por ello, pero no cambiará su forma de educar, sino el Centro donde eduque. Para ella su profesión no es un trabajo, es su Pasión. Tanto tu frase como la de tu madre son parcialmente ciertas, depende de la gente con la que te encuentres tanto en la calle, como en la escuela. Ojalá nuestros hijos se enceuntren con gente como mi amiga ;) No es fácil, pero es posible. "Pensaban que era imposible, hasta que sucedió"

    ResponderEliminar