miércoles, 4 de abril de 2012

David LaChapelle, grotescamente gramuroso

Hoy queremos compartir con nuestros fisgones la obra del fotógrafo David LaChapelle. Un trabajo muy personal, repleto de contrastes y colores muy intensos. Escenarios y ambientes repletos de dramatismo, en muchas ocasiones con algún que otro componente de carácter sexual.

Una delicia para los más estrambóticos y un horror para los defensores de lo clásico. Denominado por quien le conoce como "grotescamente glamuroso". La calidad de sus fotografías se ve condicionada por los ojos de quien las contemple; una obra muy subjetiva, donde predominan los matices, las gráficas publicitarias y grandes celebridades de nuestro siglo.

En algunos rincones de su trabajo se encuentra la censura, pero no le impide seguir con su exagerado enfoque y extra-lujosa visión del mundo contemporáneo. Puede que todo a causa de su fuga, a los 15 años de edad, cuando se mudó a NYC, donde mintió sobre su edad y consiguió trabajo en la famosa discoteca Studio 54. ¿Encontraría allí la que sería su fuente de inspiración años más tarde?


































No hay comentarios:

Publicar un comentario