lunes, 23 de enero de 2012

Rock-Ola

Como lo fue para Nueva York el Studio 54, lo fue para Madrid la sala Rock-Ola. Uno de los centros neurálgicos de la llamada Movida Madrileña entre 1981 y 1985. Esta bar de copas vio nacer grupos como Alaska y Dinarama, Nacha Pop, Los Secretos o Radio Futura, entre otros. Pero fue también sala de conciertos para grupos internacionales como Spandau Ballet o Depeche Mode.


Este ya olvidado local, situado en el número 3 de la calle Padre Xifré (en el barrio de La Prosperidad), acogió a las mayores personalidades de la movida, no sólo como sala de conciertos sino también como bar de copas. Pedro Almodóvar, por ejemplo, fue uno de sus asiduos clientes. Y en 1982, sería en él donde Alaska y los Pegamoides darían su último concierto en directo, antes de su disolución definitiva.

Sin embargo, como toda buena historia de rock&roll, Rock-Ola tuvo un final trágico y ensordecedor. El consumo de drogas y las reyertas, como en todo local de moda que se precie, acabo con la joven vida de este grandiosa sala. El 10 de marzo de 1985, se produce a la una y media de la madrugada un enfrentamiento entre dos bandas rivales a navajazos, que se salda con la muerte de Demetrio Jesús Lefler. La noticia salta a todas las portadas. Un mes más tarde, un juez ordena el cierre definitivo del local que vio nacer a muchos de los grupos musicales de la Movida Madrileña.

1 comentario:

  1. Gran época, se echa de menos la frescura incluso con sus equivocaciones.

    ResponderEliminar