jueves, 15 de septiembre de 2011

Siete claves ‘conspiranoicas’ del 11-S

Luis Alfonso Gámez desmonta en la ventana crítica al mundo del misterio, Magonia, siete teorías de la conspiración acerca del 11-S.

Debunking 9/11 Myths

1. Los terroristas carecían de la preparación necesaria para pilotar aviones comerciales y hacer lo que hicieron. Los secuestradores de los cuatro aparatos no tuvieron que realizar las maniobras más complicadas: el despegue y el aterrizaje. Los cuatro terroristas pilotos contaban con las horas de vuelo necesarias para llevar un avión de varios motores y habían hecho prácticas en simuladores de grandes aparatos. Su baja pericia a los mandos se reflejó en los bandazos que daban las aeronaves secuestradas, pero sus objetivos eran lo suficientemente grandes y visibles desde larga distancia como para que su misión fuera relativamente sencilla. “No era algo difícil”, asegura Bryan Marsh, veterano instructor de la Escuela de Vuelo de Pilotos de Líneas Aéreas, en Debunking 9/11 myths.

2. El avión que chocó contra la Torre Sur del World Trade Center (WTC) llevaba adosada al fuselaje una bomba, un misil o un sistema de guía por control remoto. Los conspiranoicos aseguran que en algunas fotos y un vídeo del aparato que chocó contra la Torre Sur se ve en su panza, cerca del arranque del ala derecha, una especie de vaína que, al estar adosada al aparato y haber éste despegado sin problemas, demostraría que los atentados fueron planeados en Washington. Los peritos que han examinado esas imágenes no han encontrado ninguna prueba de algo extraño acoplado al fuselaje: se trata de un efecto óptico. Tampoco vieron nada los miles de personas que presenciaron el choque desde abajo en las calles de los alrededores. Además, los expertos puntualizan que armar una aeronave de pasajeros no es algo que pueda hacerse de la noche a la mañana. Según Fred E.C. Culick, profesor de aeronáutica del Instituto de Tecnología de California, adosar armas a un avión de línea exigiría un gran trabajo de cableado, corte y soldadura de metal. “No es como meter una maleta más en el coche”, dice.

3. Los graves daños en el WTC fueron causados por explosivos que detonaron en las plantas inferiores al tiempo que los aviones chocaban contra las torres. Depués de tres años de investigación, el Instituto Nacional de Normas y Tecnología (NIST) estadounidense concluyó que el combustible en llamas de los aviones cayó por los conductos de servicio y los huecos de los ascensores, extendiendo los daños a zonas de los rascacielos muy alejadas de los lugares de impacto. Lo mismo ocurrió en 1945 cuando un B-25 se estrelló contra el Empire State entre las plantas 78 y 80, y el combustible en llamas descendió por los huecos de los ascensores y causó graves daños en el hall del edificio.

4. Los incendios declarados en las torres tras los impactos no pudieron fundir el acero. Ni falta que hizo. Los 37.000 litros de combustible de cada uno de los aviones ardieron a entre 1.100º C y 1.200ºC, mientras que para fundir acero se necesitan 1.510º C. Lo que los conspiranoicos ocultan, cuando sostienen que eso demuestra que no fueron los choques los que causaron los daños catastróficos y hablan de demoliciones controladas, es que el acero pierde ya resistencia a sólo 400º C y, si el fuego alcanza los 1.000º C, sólo retiene el 10% de su fortaleza original. Y, en cuanto se empezaron a debilitar las estructuras, ya dañadas por los choques, el colpaso final de los dos rascacielos era algo previsible. El largo fuego incontrolado fue, por su parte, la causa del posterior colapso del edificio 7, que estuvo siete horas en llamas antes de irse abajo.

5. Los agujeros en la fachada del Pentágono son demasiado pequeños para haber sido causados por un avión comercial. Los daños en la fachada del cuartel general estadounidense parecen, realmente, pocos para haber sido producidos por un Boeing 757, pero tiene una fácil explicación: las alas del aparato se destruyeron antes de que éste impactara contra el edificio. Por si hubiera dudas, las simulaciones informáticas confirman que la colisión ocurrió así.

6. Los restos del aparato que chocó contra el Pentágono no se corresponden con los de un avión comercial, sino con los de un misil de crucero. Conspiranoicos como el ufólogo español Bruno Cardeñosa sostienen que no hay pruebas de que contra el Pentágono se estrellara un avión de pasajeros. Uno de los primeros en defender esta idea fue el francés Thierry Meyssan, en su libro 11 septembre: l’effroyable imposture (11 de septiembre. La gran impostura). Sin embargo, ellos, a su vez, no presentan ninguna prueba de que el Vuelo 77 corriera otra suerte. La realidad es que la mayor parte del avión quedó pulverizado al chocar contra las columnas de la estructura interior del edificio, pero, entre los restos desperdigados por el exterior, se encontró parte del tren de aterrizaje del aparatos. A no ser que Cardeñosa y Meyssan -tan listos ellos- sepan algo que el resto de los mortales ignora, los misiles no llevan tren de aterrizaje. Además, 184 de los 189 viajeros y tripulantes -incluidos los cinco terroristas- fueron identificados mediante pruebas de ADN a partir de restos recuperados entre las ruinas del cuartel general estadounidense. “Tuve en mis manos parte de los uniformes de los miembros de la tripulación, incluyendo partes del cuerpo”, reconocía hace cinco años el experto en explosiones Allyn E. Kilsheimer.

7. Las llamadas telefónicas de los pasajeros del Vuelo 93 son falsas porque, a más de 2.500 metros de altura, no podía haber cobertura para los móviles. Otra mentira más. Según la investigación de Popular Mechanichs, ya en 2001 era posible hablar por el móvil desde un avión de pasajeros en pleno vuelo. Diversos expertos confirmaban hace cinco años que la cobertura podría superar los 11.000 metros de altura. Paul Guckian, vicepresidente de la compañía de móviles Qualcomm, creía que la señal puede perderse hacia los 15.000 metros, cuando la altitud máxima que alcanzó el aparato de United Airlines que se estrelló en Shanksville (Pensilvania) fue de unos 12.500.

Twitter rechaza borrar contenidos que fomentan la anorexia


Twitter ha rechazado oficialmente las peticiones del ministerio de Sanidad de cerrar los perfiles que hacen apología de la anorexia, por considerar que supondrían una vulneración del derecho a la libertad de expresión de sus autores. El contenido de estos perfiles no es delictivo, pues el Código Penal español no tipifica la apología de la anorexia; conscientes de la dificultad de llevar a buen término un proceso judicial para conseguir estos cierres, el ministerio de Sanidad ha afirmado que no cejarán en la búsqueda de este tipo de perfiles y en reclamar a Twitter que elimine este tipo de contenidos.

La polémica se inició cuando un gran número de usuarios comenzó a hacerse eco de los tweets de una cuenta en concreto (que no vamos a reproducir para no dar publicidad a este tipo de contenidos) que narra sus experiencias con "Ana y Mía", nombres con los que se camuflan la anorexia y la bulimia en Internet. En este perfil de Twitter pueden leerse frases como "Felicidad es ver que la báscula disminuye en números", "Cuanto más adelgazo más gorda me veo" o "Esa satisfacción que tendré cuando él me vea bonita, delgada, perfecta", además de mensajes de ánimo para dejar de comer, supuestos consejos dietéticos (que pueden destrozar la salud de cualquiera que los siga) y sobre cómo provocarse el vómito o perder peso a gran velocidad.

A través de estos perfiles, de numerosas comunidades en otras redes sociales y de páginas web y foros repartidos por Internet, las personas enfermas de anorexia y bulimia se intercambian ideas y se animan las unas a las otras a no cejar en su empeño de mantener dietas muy peligrosas y situaciones de ayuno prolongado. En ellos se pueden leer recomendaciones tan destructivas como "no comer nada si vas a beber para compensar las calorías del alcohol" o formas para conseguir que las familias de las personas aquejadas de trastornos alimenticios no perciban la situación real.

La cuestión es que ni el Gobierno ni ningún juez puede, con la ley en la mano, ordenar el cierre de una de estas cuentas de twitter o páginas. Según nos explica la jurista Cristina de la Serna, "No existe un delito de apología de la anorexia ni nada parecido. Por aberrantes que nos parezcan los mensajes que fomentan la anorexia, están amparados por la libertad de expresión". Según de la Serna, la única forma de evitar que aparezcan en twitter estos mensajes es mediante una política de autorregulación de la red social, "como ya ocurre, por ejemplo, con la supresión de páginas con mensajes racistas en Facebook. El Gobierno ha hecho lo único que podía hacer -pedir una mayor responsabilidad corporativa a este respecto-, pero twitter también está en su derecho de declinar la petición. La cuestión es más ética que legal."

Los trastornos alimenticios en España afectan tanto a hombres como a mujeres, sobre todo en edades tan vulnerables psicológicamente como la adolescencia. Estas enfermedades afectan ya a más de dos millones de personas y muestran una tasa de mortalidad del 8 al 10%, un porcentaje mucho más elevado que cualquier otro trastorno mental. La ayuda médica y psicológica suele ser imprescindible para ayudar a las personas aquejadas a salir de estos trastornos, que suponen un gran sufrimiento para quien los padece. Organismos como el ministerio de Sanidad, el Servicio de Educación para la Salud Alimentaria o Protégeles ofrecen ayuda y asesoramiento, además de numerosas campañas para luchar contra estas enfermedades, como las webs Stop Obsesión o Tú eres más que una imagen. En el País Vasco también existen numerosas asociaciones (como ACABE) dedicadas a luchar contra la anorexia y la bulimia.

Enlace a la noticia

Foto: Fotolia

martes, 13 de septiembre de 2011

Gracias


Tú que todo lo llenas. Por tener siempre una sonrisa de cortesía y un saludo de buena gana. Tú que apareciste por sorpresa para alegrarme el alma. Presente en todo momento y a cualquier hora. Por dejarte querer e invitarme a entrar. Tú que felizmente todo lo das y todo lo guardas. Por brindarme la oportunidad de conocerte, de compartirte y compartirnos. Tú que siempre me ofreces una mano amiga, un aliento de esperanza y una caricia de consuelo. Irremediable, plausible y con sinceridad aquí estas, en mis palabras, mi pensamiento y en mi día a día, sin intereses. Por aparecer sin buscarte, por dejarte sin dejarme, por querer sin quererlo... Gracias.

lunes, 12 de septiembre de 2011

QR Code

¿Qué sorpresa esconden las chicas de Victoria’s Secret?

La marca de lencería Victoria's Secret ha dado un notable impulso al uso de códigos QR, una tecnología que ofrece muchas posibilidades y que poco a poco se va abriendo un hueco en las acciones de marketing, y es que es difícil resistirse a experimentar con este sistema si te encuentras en la calle con alguna de las explosivas vallas publicitarias de su nueva campaña.

En ellas se puede ver a sugerentes modelos que parecen estar posando desnudas, un detalle que queda en el aire debido a que sus atributos aparecen ocultos tras una franja blanca con un código QR. No obstante, aquellos que tenían la esperanza de poder ver algo más no lo tienen todo perdido, ya que en los anuncios se invita a desvelar el secreto que oculta cada chica; solo se necesita tener un smartphone a mano.

Al apuntar con el teléfono móvil hacia el código, se produce automáticamente una redirección hacia la URL que contiene la foto 'sin censurar', aquella donde queda desvelado el secreto. Pero la sorpresa no es precisamente un topless ni un desnudo integral, ya que detrás de la franja blanca no se ocultaba otra cosa que una pieza de lencería de Victoria's Secret.

Junto a esta imagen se puede leer el slogan que convierte a la acción en redonda: Sexier than skin (Más sexy que la piel). Esa es precisamente una de las premisas que siempre ha defendido la prestigiosa firma: una mujer puede estar más sexy con un acertado conjunto de ropa interior que totalmente desnuda.

Los resultados de la campaña, ideada por un estudiante de la Miami Ad School, pueden considerarse muy positivos viendo las reacciones de los peatones que se topaban con los llamativos carteles. La clave de su éxito está en la inteligente combinación de dos elementos: un smartphone y la curiosidad. Lo primero es algo que a día de hoy tienen muchísimas personas; lo segundo, lo llevamos de serie todos los seres humanos…

Códigos QR: bonitos, baratos y con futuro

Una de las grandes ventajas que ofrece esta tecnología es que permite a las empresas desarrollar llamativas acciones con muy bajo coste, ya que la generación de códigos QR es algo que se puede hacer de manera gratuita con un programa. Para el usuario tampoco supone desembolso alguno, ya que la mayoría de lectores del mercardo se pueden descargar gratis.

Aunque el uso de este recurso dentro de las acciones de marketing aún no está del todo explotado, hay muchas marcas que ya han experimentado con ello. Un ejemplo es la acción que desarrolló Tissot colocando códigos QR en la vestimenta de sus azafatas durante un Gran Premio de motociclismo. Buscaban notoriedad y la consiguieron.

Hay, no obstante, quien considera que los códigos son visualmente poco atractivos, lo que provoca que su inserción dentro de una campaña empobrezca el diseño. Es por ello que algunas marcas como Pepsi han tratado de integrarlos en las imágenes promocionales, como se hizo en estos anuncios:

Mientras tanto, otras han optado directamente por colocar su logo dentro del código QR para hacer más branding. Un claro ejemplo es esta iniciativa lanzada por Adidas en Japón.

martes, 6 de septiembre de 2011

Packaging: La belleza está en el exterior

De la misma manera en que nosotros cuidamos nuestro aspecto físico lo hacen también muchos de los productos y servicios que nos rodean. Es la forma que tenemos y tienen de presentarse al mundo y decir: "Aquí estoy y así soy... Cómprame". 

A ellos les gusta gustar tanto como a nosotros, puede que incluso más. Tópicos como "la belleza está en el interior", en su caso, no es suficiente y entrar por los ojos es tan importante como ofrecer un bien de primera calidad. 

Han de conocerse, experimentarse y renovarse; siempre en búsqueda de nuevas formas de diálogo con el potencial consumidor. Y cuando por fin accedes, puedes encontrarte con gratificantes experiencias. Por ello, no debes tratarlo como si de papel de regalo se tratara; desenvolviendo también se consume un producto, no sólo desgustándolo o gastándolo.

Tanto es así, que uno se vende constantemente resaltando lo mejor de él, muchas veces a través de lo que consume. Puede que en nuestro caso las posibilidades no sean infinitas, pero en el suyo, creerme si os digo que... ¡Todo es posible!

























lunes, 5 de septiembre de 2011

DeviantArt Photography

Me declaro fan incondicional de DeviantArt. En primer lugar, porque me sirve de fuente de inspiración. Y en segundo, porque es genial que haya tanta gente dispuesta a compartir su arte con el resto del mundo. La otra mirilla os invita a pasaros por la sección de fotografía. ¡Saludos fisgones!