lunes, 21 de noviembre de 2011

En la trastienda del 20N

Si no hubiera circunscripciones electorales ni se aplicara la ley D'Hondt (permite obtener el número de cargos electos asignados a las candidaturas, en proporción a los votos conseguidos.), la suma de PP y PSOE perderían 33 escaños. El Partido Popular no lograría la mayoría absoluta. Izquierda Unida ganaría 14, UPyD 12 y entrarían en el Congreso partidos como Equo, PACMA, Escaños en Blanco, Partido Andalucista o PxC.

1 comentario:

  1. Tenemos lo que nos merecemos. El que quiera peces, que se moje el culo. Anoche pensaba que estaba enfadada, pero hoy me he dado cuenta de que es algo peor, decepción. El sistema electoral (entre muchos otros temas) es injusto, sí, todos lo sabemos, y todos nos quejamos. Lo que también sabemos es que no lo van a cambiar los partidos mayoritarios, que son los grandes beneficiados, lo cambiarían los "pequeños" siempre que se les vote lo suficiente como para tener un poder considerable.

    Sin embargo, lo que más me duele a mí, no es a quien se vote (por mucha rabia que me dé), sino que sigue habiendo mucha gente que no mueve el culo, que pasa, que no vota. El 28,31% de la población, más de 13.000.000 de personas han pasado de ir a votar... Tenemos lo que nos merecemos. Emiten Sálvame porque la gente lo ve, y el PP ha ganado porque la mayoría de la gente que ha ido a votar, lo ha votado. Lo que me preocupa no es la perversidad de los malvados, sino la indiferencia de los buenos.

    ResponderEliminar