viernes, 2 de septiembre de 2011

¿Sacrilegio o provocación?


Bailando reggaetón con un Lanvin

¿Te imaginas moviendo las caderas al ritmo de Pitbull enfundada en un carísimo Lanvin? Pues Alber Elbaz, director creativo de la lujosa casa de moda francesa, sí. Y si no, echa un ojo al nuevo viral que corre como la espuma por Internet para promocionar la nueva campaña otoño/invierno¿Mal gusto o genialidad?

La estrategia, nos guste o no, es efectiva: no se habla de otra cosa. ¿Cómo han podido elegir la canción del rapero Pitbull "I know you want me" como banda sonora del anuncio para la próxima temporada? Una elección polémica que apunta a una intención irónica y divertida de llamar la atención.

Nada más que hay que ver la actitud de las modelos Karen Elson y Raquel Zimmermann en el vídeo: guapísimas con sus Lanvin y con unas coreografías arrítmicas con las que parecen autoparodiarse. Y los chicos igual. Es como si estuvieran haciendo una fiestecilla en el salón de su casa y hubieran decidido ponerse a hacer el tonto bailando reggaetón.

Todo cuadra: una canción actual (o casi, que es del verano de 2010), las modelos con sus exquisitos (y carísimos) Lanvin y un entorno 'viejuno'. Y para terminar la ¿broma?, el director creativo, Alber Elbaz, se anima con unos pasos de baile al final del vídeo.

¿Sacrilegio o provocación?




FUENTE: Yahoo



2 comentarios:

  1. Supongo que para algunas personas lo que es un sacrilegio, para mi no deja de ser un video divertido! por mucho lanvin que sea, sigue siendo ropa no? y por que no se va a poder bailar un regueton o un perreo con ella? Y si no que lo ponga en la etiqueta al lado de lavar a mano con agua fria!!jajaja!!

    ResponderEliminar
  2. a ver, guapas van, muy guapas (de hecho lo son ;) ), no lo vamos a negar... yo no entiendo de marcas, pero.... qué falta de ritmo!!!!y sonrien bien poco!!!qué aburridas ;) A mí no me llevéis a una fiesta de esas, eh? me invitan a marcharme fijo! ;) éste es un ejemplo de que el dinero, no siempre da la felicidad ;)

    ResponderEliminar