jueves, 30 de junio de 2011

Marie Laveau



Marie Laveau nació en el Barrio Francés de Nueva Orleans, hija del rico hacendado blanco Charles Laveau y de la mulata Darcental Marguetto. Era una joven de belleza, de pelo negro, piel morena y ojos de mirada penetrante. Le gustaba cubrir sus cabellos con un casquete hecho de tela de colores brillantes. Se casó con un negro libre, Jacques Paris, emigrado de Haití. Ambos practicaban el vudú y otras hechicerías. Su marido, Jacques Paris fallece en 1820 bajo circunstancias no aclaradas. A Marie le gustaba decir que era la «Viuda Paris». Entonces, abiertamente, comenzó a practicar el vudú y logró atraer a su grupo de influencia a muchas mujeres blancas y ricas de Nueva Orleáns, su poder y su fama crecieron. Ella tomó un amante, Christophe Louis Dumesnil de Glapion, con quien vivió en un matrimonio de derecho común hasta su muerte en 1835. Christophe Louis también murió de forma misteriosa.

En 1830 se le proclamó «Reina del Vudú en Nueva Orleans», y ejerció sus poderes hasta 1835, año en el que falleció a los 66 años de edad. Sin embargo, en otros registros oficiales de Nueva Orleans de defundiones, existe una Marie Glapion Laveau cuyo fallecimiento tuvo lugar 15 de junio de 1881, a los 98 años de edad (aunque se cree que pudiera tratarse de una hermana). Su tumba se encuentra en el cementerio de San Luis de Nueva Orléans, y es visitada por muchos fieles, siendo una de las grandes atracciones de la ciudad.



Marie Laveau es desde entonces uno de los personajes más famosos de Nueva Orleans y es conocida como la legendaria reina del vudú. Vivió en la casa número 1022 de la calle St. Anne, y sus poderes de vudú fueron muy populares entre los habitantes de Nueva Orleans. Vendía pociones y hechizos de amor que supuestamente hacían maravillas.

La leyenda también dice que hubo dos Marie Laveau, la madre y la hija. La madre, de quien se dice poseía una belleza excepcional, cuando llegó a la vejez fue reemplazada por su hija quien asumió las responsabilidades como reina del vudú al hacerse pasar por su madre. La gente estaba aterrorizada de los poderes que Marie Laveau manifestaba. Se dice que hasta mató a otras reinas del vudú por medio de sus maleficios. Incluso se la consideraba un personaje de gran influencia política debido al temor que instigaba en los políticos.

En la casa de Marie Laveau, ella (y tal vez su hija) todavía practican el vudú en compañía de sus seguidores fantasmas. También se ha visto su aparición deambulando por la misma calle, ataviada de blanco y con su tradicional pañuelo de siete nudos atado a la cabeza con el que tanto se asocia su imagen. Por lo menos en una ocasión se la vio abofeteando a un hombre para después salir flotando y desvanecerse en el techo de una farmacia del Vieux Carré. En la vigilia de San Juan, se la puede oír cantando en bayou St. John.

Fuentes: Wikipedia, Suite101


1 comentario:

  1. Curiosa historia... seguro que la hija se hizo pasar por la madre!! a mi el vudu y estas historias siempre me han dado mucho respeto!! ;D

    ResponderEliminar