lunes, 27 de junio de 2011

El saltador de obstáculos




Hola, mi nombre es Aimar y voy a contaros mi historia.

Soy un niño de 9 años que vive en Sopelana y estudio en Lauro Ikastola en Loiu.

Nací con 29 semanas de gestación por debajo del peso que correspondía (1.100 gr). En el parto tuve falta de oxigeno y estuve muy malito. Me ingresaron en la unidad de neo natal de cruces y perdí peso quedando en 835 gr. Todos creían que no iba a sobrevivir.

Estuve ingresado 4 meses seguidos y posteriormente tuve varios ingresos. Me diagnosticaron una parálisis cerebral. Una treta-parexia en concreto. Esto quiere decir, más afectadas las extremidades inferiores que superiores, y más la parte derecha que la izquierda.

Mis aitas empezaron a buscar qué tipo de tratamiento sería el mejor para mi.
Primero empezamos en Aspace, pero después de 4 meses no se veía mejoría alguna. Fuimos a Madrid para empezar con el Método Vojta, pero después de un año viajando cada 15 días a la clínica de allí, no había cambio alguno. Con el coste que suponía.

Entonces fuimos a Barcelona, donde nos dijeron que había un neurólogo muy bueno. Hacía rehabilitaciones personalizadas y con sede en Bilbao. Era perfecto. Íbamos 2 veces al año a Barcelona y tenía sesiones de seis horas diarias de tratamiento en Bilbao.

En los dos primeros años de escolarización sólo iba a las mañanas a la ikastola y por las tardes de 3 a 8 hacia rehabilitación. Estuve 6 años así.

En el último año de tratamiento mi aita se murió y todo empezó a fallar. Al principio no sabían si mi rehabilitación no funcionaba en el último año por lo triste que estaba, pero luego empecé a mejorar. Entonces murió mi aitite y me quede muy triste. Hacía mucha rehabilitación, pero no mejoraba.

En la última consulta que fue mi ama a Barcelona, el médico le dijo que él no podía hacer nada más, aparte de la cirugía. Me operaron en el 2008 y mejoré. Mi ama me cambió de centro de rehabilitación, y parece que mejoraba.

En el 2010 me volvieron a operar. He mejorado bastante. A las noches no me despierto por el dolor de piernas, ando en paralelas solo 3 o 4 metros pero para mi es un gran logro.

Estoy sentado en una silla de ruedas y si la cirugía me ayuda, quizás dentro de unos años pueda andar algo.

Este año me han dicho que me tendrán que repetir las operaciones a lo largo de mi crecimiento. Serán unas 7 operaciones más, una cada año y medio más o menos.

Estas operaciones, que son las únicas que me pueden ayudar, las hace un grupo de cirujanos rusos en Madrid, con un método único en el mundo, mi amatxu dice que valen mucho dinero. Mi amatxu, que trabaja en una peluquería, y que vive y se desvive para mí (no tengo hermanitos), pensó en 1.000 formas de recaudar fondos para poder hacer frente a esas cantidades.

Hemos empezado a recoger tapones de plástico para reciclarlos.

También hemos hecho una rifa en mi ikastola ,de materiales que nos han donado varias fundaciones y amigos, y mi ama, junto con dos aitas de dos niños de mi clase ,se está volviendo loca para encontrar ayudas.

Como yo sé que es una superviviente como yo, lo va a conseguir con la ayuda de todos. Así que os animo a todos los que leáis esto, a que si se os ocurre alguna manera de poder ayudarnos, lo hagáis de la manera que podáis.

Gracias a todo el mundo.

Un muxu para todos.

Aimar.

Para ayudar a Aimar pincha aquí

1 comentario: