miércoles, 29 de junio de 2011

El diario de Ismael

El diario de Ismael revela que el asesinato que terminó con la vida de su madre y su hermano, cuya discapacidad no le impidió atestiguar dicha tragedia, era premeditado. No sólo quería terminar con las vida de estos dos miembros de su familia a golpe de cuchillo, pico y martillo, no, también quería terminar con la de su padre y su hermana mayor.

Tan inocente como para plasmar su "locura" en un diario y tan "astuto" como para cometer un crimen apenas 24 horas antes de cumplir 18 años. Ahora sera juzgado como menor, lo que le augurará una pena máxima de 10 años. Qué opinan los fisgones, ¿Locura o premeditación?
¿Lo deben juzgar como menor?



"Ismael, el joven que el lunes se entregó a la Policía Local de Sestao tras el asesinato de su madre de 58 años y su hermano de 12 en Portugalete, había planeado el crimen con detalle.

Así se desprende de unas notas manuscritas que se han encontrado en el domicilio de la familia protagonista del trágico suceso. En una "especie de diario", según fuentes de la investigación, el joven había detallado su intención de acabar con la vida de toda su familia: la de su madre y la de su hermano pequeño, pero también la del padre y su hermana de 30 años, ausentes en el momento de cometer el doble crimen. Estas notas ya se encuentran en manos de las autoridades judiciales.

Durante las últimas pesquisas policiales también se han localizado en la vivienda de la calle Repélega las armas con las que supuestamente se cometieron los dos homicidios: un cuchillo y una piqueta compuesta por un pico y un martillo. Estas herramientas corresponderían con las aparentes marcas que presentaban los cuerpos, que mostraban heridas de arma blanca y varios golpes.

Por otro lado, el Juzgado de Menores de Bilbao acordó el ingreso en una unidad de psiquiatría de un hospital vizcaíno del presunto autor del doble crimen, que ayer cumplía 18 años. El fiscal jefe del Tribunal Superior de Justicia del País Vasco, Juan Calparsoro, explicó que la pena máxima a la que se podría enfrentar este joven es la de 10 años en régimen cerrado y cinco años en libertad vigilada."


El joven de Portugalete que se autoinculpó del asesinado de su madre y de su hermano tenía el lunes, cuando se cometieron los crímenes, 17 años. Hoy ya es mayor de edad. ¿Se mantiene, pese a ello, la aplicación de la Ley del Menor?

El hecho de que le quedara un día para ser mayor de edad no afecta a el límite de la ley. Otra cosa es que se valore para que la pena que se pida y se imponga sea lo más cercana posible al máximo; porque es un casi mayor, pero no lo era. En este sentido, la Ley del Menor prevé penas distintas si son menores de 14 a 16 y de 16 a 17 años. Esto quiere decir que hay dos franjas; pero está claro que son penas más graves cuando se trata de menores que ya tienen 17 años. Quiere decir que es indiferente si faltaran unas horas como si le quedara un año para cumplir los 18 años.

Exactamente. De cara a la Justicia, se trata de un menor. El límite se pone con la Ley y se cumple a todos los efectos.

La Fiscalía dispondrá de un informe psicosocial del joven. ¿Y si en él se determina la premeditación para cometer el doble crimen? (Ha dejado en unos papeles escritas sus intenciones).

Podría ser un condicionante, sin duda; porque denota una frialdad de ánimo, de peligrosidad criminal.

Pero, en ningún caso, podría llevarle a un juicio como adulto.

Eso, en ningún caso. Puede ser significativo para valorar el pronóstico de la reinserción y, lógicamente, sería una señal muy negativa para él. El hecho de que haya actuado con esa frialdad y ese cálculo denota una mente criminal bastante peligrosa. No es lo mismo un enfado o una discusión. En este caso, sería un acto importante para las medidas que se impongan, porque no hay que olvidar que luego la pena tiene su evolución, su terapia, y se establecen beneficios posteriores.

Lo que sí parece es que recibirá la pena máxima. ¿De qué castigo estamos hablando?

En este caso, según la Ley del Menor, pueden ser hasta 10 años en régimen de internamiento cerrado, de reclusión, ya que es un crimen doble.

De hecho, la Ley del Menor se modificó precisamente para gravar este tipo de delitos violentos.

Así es. Hay que entender que la duración de las penas de 10 años, es la duración que se alargó en su momento, porque en la ley inicial del menor de 2000 no pasaba de seis años o cinco. Se reformó incluso antes de entrar en vigor para hacerla más dura. La gravedad de los hechos y las penas son adecuadas, partiendo de que son menores. Aquí, el objetivo último de la Justicia siempre es, aunque suene utópico, el interés del propio menor que debe compaginarse con la protección de la sociedad, en este caso de las víctimas.

Pero sabe que la opinión pública no comprende que el castigo por asesinar sea de 10 años máximo para un menor y más del doble si es adulto.

Se ve así, pero aparte de los 10 años, el código prevé un periodo de libertad vigilada con asistencia educativa hasta cinco años más. O sea, no es que se le deje fuera de control. Esto se explica porque se entiende que el grado de madurez de estas personas es menor por su edad y también el grado de responsabilidad. Ahora que, también hay conductas que son auténticamente indefensibles. Si este chico lo planificó para hacerlo justo cuando iba a cumplir 18 años, desde luego denotaría una mente perversa, criminal.

Y cuando cumpla 21 años, ¿pasará a una cárcel de adultos?

A partir de los 21, lo normal sería que fuera a un centro de mayores, a una prisión, salvo que el juzgado competente entienda que debe seguir excepcionalmente en un centro de reforma. Pero, lo cierto es que podría, y no sé si hasta debería, pasar a un centro penitencio. Así está previsto.

3 comentarios:

  1. Esto es un claro ejemplo de lo que llaman justicia.......

    ResponderEliminar
  2. Es un asesino, lo tenía premeditado y no está preparado ni lo estará para vivir en sociedad, ¿solución? Pena de muerte, o bien, Cadena perpetua, pero nada de mariconadas de cárcel, a picar carbón en la mina hasta que se muera.

    ResponderEliminar
  3. Supongo que aún hay muchas cosas que no hacemos bien para que "niños" como éste sigan cometiendo barbaridades, hay muchas cosas que debemos mejorar... pero su premeditación y alevosía me llevan a pedir cadena perpetua desempeñando trabajos que repercutan en el beneficio de la Sociedad... su ama y su hermano no volverán, y su aita y su hermana será dificil que consigan superarlo por completo (ojalá pudieran...) y ellos son las verdaderas víctimas... que descansen en Paz

    qué mierda, qué mierda, qué mierda...

    ResponderEliminar