viernes, 20 de mayo de 2011

15Mi no entender



















No entiendo. No entiendo de política, ni derecho. No porque no quiera entender, sino porque donde yo vivo no existe un ambiente propicio donde poder hacerlo. Me siento como el niño del "Sexto sentido": se me nubla la vista y oigo voces, pero no sé dónde. Y es que me he atiborrado a informaciones de todo tipo, que ya no sé ni quién las proporciona ni si son verdad.

La propaganda asoma por la rendija de mi buzón, desconocidos me animan a que les siga, que son de confianza. La prensa online, con tal línea editorial, no se avergüenza de gritarme a través de sus titulares lo que más le conviene. Anuncios que me piden que piense de una forma u otra, intentando ponerme en contra, condicionarme, posicionarme, confundirme. Un viejo verde, sonriente, pidiendo que le de mi voto; asegura conocerme, pero por más que lo intento no me veo reflejada en su fotografía, hipócrita y retocada. Noto cómo algún vecino me prejuzga y se toma la molestia de votar por mí. No me extraña que durante tanto tiempo la ciudadanía haya estado tan abotargada. Un eslogan de una campaña, que nada tiene que ver, retumba en mi cabeza: "Ante el maltratador... tolerancia cero".

Así que no me ha quedado más remedio... En los últimos días me he dejado en manos de Internet, de Google, bloggers y redes sociales. He acudido en búsqueda de la verdad y la libertad, impulsada por un resquicio de utopía, y sigo sin comprender, exactamente, qué es lo que está pasando. Cibernautas intentado explicar qué puedes o no conseguir con tu voto. Lo qué es un voto nulo, en blanco, un voto de castigo... Yo sólo quiero un sueldo digno, sin favores sexuales, ¿tan difícil es?

¿Lo peor? Que en medio de semejante panorama, veloz y cambiante, confuso y hostil, no me quedan ni ganas ni tiempo de pararme a pensar en lo que está ocurriendo. ¿Lo mejor? El domingo está cada vez más cerca y aún no sé que voy a hacer. Señor@s candidatos, aún están a tiempo de engañarme. Intereses por doquier y un reciente, pero único atisbo de esperanza, el movimiento 15M.

Conozco las causas, las siento y por una vez, las comprendo. Pero no logro ver con nitidez a dónde nos puede conducir está prueba piloto de antigua Grecia en pleno siglo XXI, desde que Sol pasara a llamarse Atenas. A mi entender, sigue existiendo una nube de mierda sobre nuestras cabezas y ella si que tiene nombre... Se llama YO. Yo quiero, yo pienso, yo soy, yo digo, yo hago, yo tengo... A mi me han dicho, a mi me han hecho, conozco a alguien que... (como este post).

Por unos días se ha abierto una ventana que ha dejado entrar el aire freso y pensar en grupo, como asamblea. La fiera que el votante lleva dentro parece comienza a despertar desde que llegara la democracia a este país. Se liberaliza, por un momento, el mercado de las ideas. Hasta aquí, mañana es día de reflexión, el resto del año acampa donde te de la gana, pero mejor que no pienses. Poco ha faltado para que salte la voz de alarma. Poco ha faltado para que algunos salten a la palestra queriendo lucrarse con tal situación, para ganar adeptos o barrer para su casa. No se confundan, por mucho 15M, los intereses de un republicano, un monárquico, un anarquista, un demócrata... siguen siendo diferentes. El descontento y malestar es lo único, por ahora mismo, que los une. Suficiente. Algo es algo.

Ahora sí que se ha abierto la veda y aunque estas elecciones tengan un aire a rata de laboratorio, confío en que la auténtica democracia, repleta de debate en búsqueda del bien común, por muy utópico que suene, este sentadita en la sala de espera, impaciente por entrar a consulta popular. Puede que entonces, por una vez, ejerza mi derecho con conciencia de voto y empiece a entender.

3 comentarios:

  1. Magnifico!!! me has dejado con la boca abierta!! :O

    ResponderEliminar
  2. Es fundamental conocer nuestro YO, dedicarle tiempo, para que muchos YO-es convencidos, consigan formar un NOSOTROS, para ayudar a los OTROS.

    Es un privilegio poder disfrutar de personas que comparten sus YO-es (como tú Patri! ;) ), por desgracia no abunda, parece que la escena que tanto me gusta de "Dirty dancing" la hemos tomado demasiado en serio: "tu espacio, mi espacio...", ¿por qué no abrazarnos y compartir el espacio?, asi tendremos mucho más ;)ya, ya sé, la gente me mira raro cuando lo digo, pero de verdad que funciona! ;) En fins, gracias por compartir tus sentimientos, porque coinciden casi al 100% con los mios, y me alegra y tranquiliza ver que están bien representados porque yo no tengo tu DON de comunicadora, pero consigues que tus palabras las haga mias! ;) En cualquier caso, lo importante es que consigues que cada uno se mire hacia dentro y de eso siempre se acaba sacando algo bueno ;)

    Yo he estado preguntado continuamente: "¿qué pide el 15M?, ¿votar, no votar, algún partido en concreto? venga, venga, que me den respuestas, que me uno,que quiero cambiar las cosas desde HOY" ;) y la respuesta que he recibido es que no piden nada en concreto, pero que pretender acabar con el bipartidismo. Al pricipio me molestó porque estaba dispuesta a "obedecer" a lo que me pidieran porque el movimiento 15M me gusta... pero bien pensado, me parece aún mejor esperar un poco, no apresurarse y disfrutar de cada momento... para mi, lo que nos está pasando es un motivo de ilusión a corto plazo que debemos disfrutar, y quiero pensar que a medio plazo, una vez las cosas se hayan reflexionado y analizado, nos podremos organzar mejor...
    Quizás no consigamos cambiar las cosas el 22M, pero tal vez en futuras ocasiones, ¿no?
    ¡Yo quiero pensar que SÍ! ;)

    ResponderEliminar
  3. Da gusto escuchar a este señor... (directamente relacionado con el tema):
    http://www.facebook.com/permalink.php?story_fbid=227928367224703&id=1620081440&notif_t=share_comment

    ResponderEliminar