domingo, 27 de febrero de 2011

NeverHide












































































































































































































Ray·Ban siempre ha sido una de mis LoveMarks. Es una de esas firmas que ha sabido reinventarse con éxito. Su larga historia no la impidió hace poco readaptar su público objetivo y decantarse por un target joven. Con esta campaña consiguió ganarse la fidelidad de muchos de nosotros. Un gran acierto tanto gráfico como publicitario.


No hay comentarios:

Publicar un comentario