jueves, 30 de septiembre de 2010

Perfecto en la locura

Yo soy perfecto en la locura

nací saltando de la cuna

y el cordón se acabó cortando

Pase los años más amargos

queriendo entrar en esos barcos

que se van lejos de ti mismo

Y al ver a un lado del camino

la flor que corta tu destino

con su olor a cordero muerto

me fui perfecto en la locura

Siguiendo al pez y a la ternura

juguetón y resbaladizo

y voy a respirar

te voy a respirar

y nada podra matar

la voz de mi locura

y voy a respirar

te voy a respirar

y nada podra matar

la voz de mi locura

Yo soy perfecto en la locura

capaz de andar y estar cayendo

soy capaz de anudarme entero

calor y frio en la distancia

amen de todo lo que cambia

Me fui por si tu cambiabas

y voy a respirar

te voy a respirar

y nada podra matar

la voz de mi locura

y voy a respirar

te voy a respirar

y nada podra matar

la voz de mi locura

y voy a respirar

y voy a respirar

y nada podra matar

la voz de mi locura

No hay nada como vivir

locuras del corazón

Yo vi morir el amor

en el instante en que tu

Buscaste más la razón

que tu perfecta locura

Que tu perfecta locura

Yo soy la luz de la locura

la voz que ahonda en la ternura

Y a la vez

algo roto y libre

Yo soy la luz que no se esconde

pasión que va por los rincones

Y a la vez

soy la misma vida

y voy a respirar

te voy arespirar

y nada podra matar

la voz de mi locura


Dulce locura



Alineación al centro















La gente no para de pedirme que siente la cabeza,
pero para eso...

He de tenerla primero un buen rato en pie.


(Imágenes Google)

Todavía



















Fotografía: Jaime González

No lo creo todavía
estás llegando a mi lado
y la noche es un puñado
de estrellas y de alegría

palpo gusto escucho y veo
tu rostro tu paso largo
tus manos y sin embargo
todavía no lo creo

tu regreso tiene tanto
que ver contigo y conmigo
que por cábala lo digo
y por las dudas lo canto

nadie nunca te reemplaza
y las cosas más triviales
se vuelven fundamentales
porque estás llegando a casa

sin embargo todavía
dudo de esta buena suerte
porque el cielo de tenerte
me parece fantasía

pero venís y es seguro
y venís con tu mirada
y por eso tu llegada
hace mágico el futuro

y aunque no siempre he entendido
mis culpas y mis fracasos
en cambio sé que en tus brazos
el mundo tiene sentido

y si beso la osadía
y el misterio de tus labios
no habrá dudas ni resabios
te querré más
todavía.

Mario Benedetti