viernes, 1 de octubre de 2010

Domingo de resaca...

















Amanece en pleno domingo y esos jodidos rayitos entran por la ventana y hacen que todo empiece de nuevo a girar. El primer pie que pones sobre el suelo es siempre el izquierdo. Un mareo acompañado por un pequeño pero agudo pinchazo en la cabeza. De repente las imagenes se suceden en tu cabeza y comienzan los remordimientos. "Dios, que vergüenza", piensas. Llamadas en el móvil que no deberías haber hecho, cosas que no deberías haber dicho. Apesta a tabaco, a kalimotxo del malo. Pero es domingo y hay que respetar aquello del descanso semanal. De vuelta a la cama esperando poder olvidar.

2 comentarios:

  1. Y el septimo día descanso......Lo que no cuenta la Biblia es que después el Diablo inventó los lunes.............

    ResponderEliminar