viernes, 28 de mayo de 2010

Qué mal repartido está el mundo...

Algunos de los titulares de la semana...

"Los empresarios exigen un guión sólido para salir de la crisis" (El País)


Pizarro: "En España no hay ahorro para todo lo que queremos hacer" (Libertad Digital)


"La OCDE apoya el plan de austeridad español y destaca la voluntad política" (ABC)


"Fomento de la cultura empresarial para combatir la crisis económica" (La voz de Galicia)



"El Gobierno prevé más paro desde este año y hasta 2013" (El Mundo)



"Estamos en un país sin valores, y eso es peor que la crisis" (El Correo)


"Un centenar de investigadores buscan en Compostela salidas a la crisis" (ABC)


"El pequeño comercio vuelve a números rojos" (Deia)


"Los cargos públicos se rebajan el sueldo tras dos años de crisis" (ADN)


"Tarot para auyentar la crisis" (ADN)


Y mientras... en La Sexta...



Y en Cuatro...






1 comentario:

  1. He estado en contacto con algún experto en economía no influído por intereses políticos ni de medios de comunicación y me ha quedado claro que estamos empezando un cambio en el sistema económico mucho más grande del que nos imaginamos. Lo que han querido llamar "la crisis inmobiliaria" tan sólo es probablemente una primera alarma de muchos pilares de nuestro sistema económico que van a empezar a caer. El capitalismo ha conseguido generar grandes riquezas en poco tiempo, con un sistema que consigue generar grandes cantidades de ganancias a costa de grandes inversiones para conseguir los mecanismos productores de estas. Estas inversiones se basan en la compra y venta de dinero (acciones de bolsa, dinero "ficticio" que mueven los bancos, etc.) que tienen valor con el supuesto de que se van a conseguir los recursos necesarios para seguir creciendo. Hasta ahora el sistema ha funcionado con recursos que parecían casi ilimitados, como el petróleo, que ahora empiezan a encontrar su límite.

    Ninguno producimos todos los recursos que necesitamos, pero lo solventamos vendiendo un producto para ganar dinero con el que compramos aquello que necesitamos. El problema es que toda esta maquinaria de consumo se colapsa si el dinero no se mueve y esto ocurre cuando los recursos "ilimitados" con los que funcionábamos se vuelven "limitados" como parece que van a empezar a ser. Puede que el dinero pueda perder mucho valor próximamente y que los sectores más dependientes del consumo se vean en serio riesgo.

    Puede que no me haya explicado bien o no lo haya entendido bien, ya veremos.

    Hasta Eckhart Tolle se ha pronunciado sobre el cambio económico: http://www.youtube.com/watch?v=-C-2xhBOdNI&playnext_from=TL&videos=okCtzcIEFzw

    ResponderEliminar