jueves, 7 de enero de 2010

Ley antitabaco


Ya hemos comenzado 2010, algunos con ganas y otros con resignación, como probablemente muchos de los fumadores que conocemos. Desde que el Ministerio de Sanidad y Política Social anunciará la próxima prohibición en materia anti-tabaco, quedo claro que este año será para ellos un año de cambios. Estará prohibido fumar en todos los espacios públicos cerrados, locales de ocio y restaurantes, dice la nueva ley.

Aunque no son los únicos perjudicados. Hay que recordar que el negocio de la hostelería hace años, con la anterior reforma, invirtió importantes sumas de dinero para habilitar zonas de fumadores. Además, los hosteleros han advertido que la nueva ley destruirá 100.000 empleos y provocará el cierre de unos 40.000 locales.

Sin embargo, hay quienes creen que esto no es una cuestión de libertad individual, sino un importante paso que repercutirá exclusivamente en el bien común. No hay que olvidar tampoco que muchos países cumplen a rajatabla este tipo de normativa desde hace años y nadie a muerto cual ermitaño en su casa. De hecho, se preve que desde que se ponga en vigor la ley se reduzcan en 1.000 el número de muertes a causa del tabaco. Pero, ¿dejará realmente la gente de fumar a causa de esta ley? ¿Que nuevas artimañas aparecerán con esta nueva prohibición?

3 comentarios:

  1. para mi opinion esto se esta llendo de las manos¡¡que va a pasar con todos los hosteleros que invertimos en mejoras en el local para hacer posible zona de "NO FUMADORES"???quien va a pagar eso???porque si se llega saber me parece a mi que nadie hubiera invertido un triste €.

    ResponderEliminar
  2. Pollo con patatas8 de enero de 2010, 14:56

    No me parece mal que entre en vigor esta nueva ley, lo que me parece mal es que hace dos años se andaran con medias tintas. Al final lo único que se ha conseguido es que los hosteleros pierdan tiempo y dinero.
    Otra cosa es que la gente le haga caso y no creo que lo vaya hacer. He visto a gente fumar en espacios reservados a no fumadores, así que dudo mucho que esta ley les haga volverse a esas personas seres cívicos y educados.
    Yo no fumo porque es malo para mi salud y para la de los demás (y porque no me gusta apestar a tabaco) pero, al igual que yo voy a los bares a pesar de que hay gente fumando, los fumadores no van a dejar de potear porque no se les permita fumar, así que no hablen de destrucción de empleo y cierres de locales.
    Al final todo seguirá igual que antes.

    ResponderEliminar
  3. Sigo pensando q quien hace la ley hace la trampa. Realmente no se q se sacan los peces gordos de ahi arriba con todo esto pero estoy segura que no es solo por temas de salud...

    ResponderEliminar