sábado, 5 de diciembre de 2009

Fumar en verde


Muchos se preguntarán a qué se debe el nuevo packaging de Lucky Strike. Pues bien, esta edición limitada, que consiste en una cajetilla metálica de color verde, no es algo nuevo, sino viejo. Retrocedamos en el tiempo, cuando el padre de las Relaciones Públicas y sobrino de FreudEdward Benays, revertió la mala imagen del tabaco entre las mujeres de EE.UU. El fue quien gracias a una campaña para Lucky Strike convirtió el hábito de fumar en algo "chic". Bernays vendió a las mujeres la idea de que los pitillos eran "antorchas de la libertad". Pero para ello tuvo también que destruir la idea de que el color verde -que aparecía entonces en los paquetes de Lucky- no era elegante. ¿Cómo lo consiguó? Mediante fiestas sociales "verdes".

Sin embargo, cuando EEUU entró en la guerra por el ataque japonés a su flota en Pearl Harbour, todo estaba destinado a cambiar. En este escenario, se encontró con que toda la pintura verde estaba siendo destinada a la fabricación de vehículos militares y otros utensilios para soldados. Fue entonces cuando apareció la necesidad de cambiar la imagen de la cajetilla. En 1942 Raymod Loewy, uno de los diseñadores más influyentes del siglo XX y uno de los primeros en entender la relación entre diseño y economía, cambió la imagen de esta marca por la actual, la que todos conocemos. No obstante, no sería el único cambio de imagen que sufriría el envoltorio de la marca tabacalera, ya que las ediciones limitadas y los rediseños son ahora el pan de cada día. Otra guerra que viene a tomar forma ante los ojos de los posibles consumidores.

Sabías que... Edward Bernays es considerado padre de las relaciones públicas. Sobrino de Sigmund Freud, y pionero en Norteamérica en las relaciones públicas. Tuvo entre sus clientes a grandes estrellas del espectáculo y las principales compañías del país. Nació en Viena y emigró muy joven a EE.UU., donde tuvo un papel clave en la publicación de los trabajos y la difusión de las teorías de su tío. Recopiló sus teorías en el famoso libro "Crystallizing public opinión", editado en 1923. Según la agencia Reuters, Bernays declinó los encargos de Hitler, Franco y Somoza para mejorar su imagen en EE.UU. Fue también el pionero de técnicas como recabar el apoyo de personalidades y famosos par afianzar un producto o una moda y el primero en emplear encuestas y sondeos para crear un clima favorable. Entre sus clientes figuraban empresas líderes en imagen como Procter and Gamble, Waldorf Astoria, General Motors, General Electric o Westinghouse, entre otras.








2 comentarios:

  1. Las compañías tabacaleras han hecho todo lo posible por vendernos su mierda. Hicieron creer a todo el mundo que el tabaco es "guay" por resumir en una sola palabra toda la cantidad de valores que han tratado de atribuirle. Actualmente somos más conscientes que nunca en toda la historia, de que el tabaco no es más que un tóxico para nuestro cuerpo, que no nos aporta nada bueno. Tenemos pues la oportunidad de demostrar que somos más listos de lo que ellos se creen, o simples idiotas esclavos del condicionamiento social.

    Dicho esto, os recomiendo a todos que veais la película "Gracias, por fumar".

    ResponderEliminar
  2. No sabía yo lo del color verde interesante...

    ResponderEliminar